La buena esposa

Sinopsis

La historia entre Joe Castleman, un arrogante y reconocido novelista neoyorquino, y su abnegada esposa Joan comienza cuarenta años atrás, cuando ella era una estudiante con ambiciones literarias que se enamoró de Joe, por aquel entonces su profesor. A medida que pasaron los años, Joan sacrificó su sueño para que Joe se convirtiera en la figura que es hoy, a punto de recibir el Premio Nobel. Esta duradera relación de dependencia se romperá cuando Joan decida desvelar su secreto mejor guardado.

El dicho de "detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer" se aplica a la perfección en La buena esposa, nueva película del sueco Björn Runge (Happy End), en la que adapta la novela de Meg Wolitzer. La absoluta protagonista del film es la esposa de un novelista de éxito malhumorado, soberbio e infiel, que se dispone a recoger el Premio Nobel por una carrera literaria que debe a esta mujer más de lo que él quiere aceptar. A lo largo del metraje, el espectador es testigo del viaje vital de un poderoso personaje femenino desde sus años de juventud con la ambición de convertirse en escritora, hasta su situación actual, dos estados separados por 40 años donde el machismo la obligó a asumir un segundo plano, siempre a la sombra de su marido, y sacrificar sus sueños para que éste se convirtiera en una figura de la literatura. La convención de Estocolmo, donde se entrega el prestigioso galardón, servirá como punto de ruptura en el que, finalmente, se liberará como quien realmente es. La nominada al Oscar Glenn Close (La casa torcida) y Jonathan Pryce (El hombre que mató a Don Quijote) escenifican un intenso duelo interpretativo en este drama, con dosis de comedia, que habla sobre el amor, la creatividad, el autoengaño, la vida y la muerte. Completan el reparto Max Irons (La dama de oro) y Christian Slater (La Cordillera), entre otros.