Nadie nos mira

Sinopsis

Nico es un actor de Buenos Aires que, con el corazón roto, decide mudarse a Nueva York para empezar de nuevo y rodar una película. Sin embargo, el proyecto se estanca, y Nico tiene que hacer pequeños trabajos para evitar renunciar a su sueño de actuar, lo que a pesar de su tez blanca y sus buenos contactos, le hace sentir en sus carnes la realidad de los inmigrantes indocumentados. Cuando pierda la confianza de su benefactor, este hombre deberá replantearse su vida y su incierto futuro en EE.UU.

Aplaudida en su paso por festivales de todo el mundo (entre ellos, el de Gijón), la última película de la argentina Julia Solomonoff (El último verano de la Boyita) cuenta la historia de un exilio autoimpuesto, el de su protagonista, un actor que se traslada a EE.UU. para huir de una complicada relación amorosa. Con este punto de partida, Nadie nos mira se convierte en una nueva versión, atípica y fresca, del "cuento del inmigrante", donde la libertad y el anonimato que ofrecen las grandes ciudades tiene como contrapartida la soledad y el aislamiento de aquellos que dejan atrás su tierra natal en busca de una nueva vida. En esta ocasión, el protagonista, que persigue el sueño americano, se dará de bruces con la realidad en un proceso que, sin embargo, le permitirá descubrirse a sí mismo y enfrentarse a las verdaderas razones por las que dejó su hogar. Al frente del reparto de este film, que refleja tanto las alegrías como las frustraciones de vivir entre dos culturas, se encuentra Guillermo Pfening (El médico alemán (Wakolda)), al que secundan Rafael Ferro (La vida después), Paola Baldion (La pantalla desnuda) o la debutante Mayte Montero, entre otros.