La delgada línea amarilla

La delgada línea amarilla

Sinopsis

Cinco hombres son contratados para pintar la línea divisoria de una carretera que conecta dos pueblos de México; doscientos kilómetros en los que estas solitarias personas, únicamente unidas por la necesidad de ganarse unos pesos, cambiarán su forma de ver las cosas. Cada uno, con su propia historia y sueños, aprenderá, a un kilómetro por hora, que sólo una delgada línea separa la risa del llanto, el bien del mal y la muerte de una vida que, a ratos, es apreciada, odiada y, sobre todo, amada.

Aplaudida y galardonada por la crítica en festivales como los de Gijón y Montreal, y nominada a 14 premios Ariel (los Oscars del cine mexicano), llega a la cartelera La delgada línea amarilla, ópera prima de Celso García que viene apadrinada por el mismísimo Guillermo del Toro. El film propone una peculiar road movie protagonizada por cinco personajes, desconocidos entre sí, que coinciden para completar la tarea de pintar la raya que separa ambos sentidos de una carretera mexicana. Como ocurre con sus protagonistas, la película transcurre sin prisa, pero sin pausa, y se toma el tiempo necesario para mostrar la vida interior de cada uno de estos cinco hombres, que intentarán reconciliarse con un pasado lleno de decisiones desafortunadas, arrepentimientos o conflictos familiares. Kilómetro a kilómetro, García compone una película que destila honestidad y encuentra sus mayores virtudes en una sencilla propuesta, apoyada en un guion sólido y un formidable trabajo actoral, que a la vez sirve como retrato esperanzador del México actual y las gentes que lo habitan. Damián Alcázar (Magallanes), Joaquín Cosio (El llanero solitario), Silverio Palacios (Eisenstein en Guanajuato), Gustavo Sánchez Parra (Vacaciones en el infierno) y Américo Hollander (La vida después) interpretan al quinteto principal.