Veloz como el viento

Veloz como el viento

Sinopsis

Los De Martino siempre han vivido entre circuitos y carreras. A Mario, el padre de familia, se le une su hija Giulia, todo un talento de la conducción. Tras la muerte de Mario, aparecerá Loris, hermano de Giulia y ex - piloto al que el éxito le hizo caer en una espiral de adicciones, pero que conserva un conocimiento único en motores y trayectorias, y que se ofrecerá para ayudarla en su regreso a la competición. Juntos, dejarán atrás sus propios demonios y aprenderán de nuevo a ser una familia.

14 nominaciones (6 de ellas convertidas en premio) a los David Di Donatello, los Goya italianos, preceden el algo tardío desembarco en la cartelera patria de Veloz como el viento, el tercer largometraje de Matteo Rovere (Gli sfiorati) que ha sido todo un éxito de taquilla en el país transalpino. Con el mundo de las carreras de coches como telón de fondo, Rovere compone un emocionante drama familiar protagonizado por una prometedora piloto que, tras la muerte de su padre y con su hogar al borde del desahucio, se reencuentra con su díscolo hermano, antigua estrella de los circuitos ahora convertido en toxicómano caído en desgracia. A través de un entrenamiento atípico con la redención como objetivo final, la relación entre ambos empezará a avanzar y, con espectaculares escenas de carreras como vehículo para la catarsis, aprenderán de nuevo a conocerse y el verdadero significado de la familia. Stefano Accorsi (Viajo sola) y la cantante y actriz novel Matilda de Angelis lideran el reparto de esta arquetípica película de superación deportiva, inspirada en una historia real, que también cuenta con Paolo Graziosi (¡Déjate llevar!) y Tatiana Luter (La juventud), entre otros.