La odisea de Alice

La odisea de Alice

Sinopsis

Alice tiene 30 años y una profesión muy inusual para una mujer: es ingeniera en un viejo buque de carga. Sin embargo, su género no pasa desapercibido para la tripulación, enteramente masculina, con la que se embarcará en alta mar. Tras dejar a su prometido, Félix, en tierra, Alice iniciará un viaje que jamás olvidará a bordo de un barco cuyo capitán, por sorpresa, es su gran amor de juventud. Al leer un antiguo diario de abordo, Alice descubrirá aspectos de sí misma que creía haber dejado atrás.

La actriz y guionista Lucie Borleteau debuta en la dirección de un largometraje con La odisea de Alice, una cinta en la que nos lleva a alta mar para que seamos testigos de un apasionado triángulo amoroso como motor romántico de la materia realista del guión. Para desarrollar esta historia, Borleteau se basó en sus propias experiencias, desde los comentarios de hombres y mujeres marineros en los que relataban sus dificultades y alegrías a la hora de conciliar vida marina y amorosa, hasta su propio viaje de dos semanas a bordo de un carguero como la única mujer de la tripulación.

Ariane Labed (Antes del anochecer) se convierte en Alice, el eje alrededor del que gira la historia de amor a tres bandas de La odisea de Alice. Por su parte, Melvil Poupaud (Misterios de Lisboa) da vida a Gael, el antiguo gran amor de la protagonista y comandante del barco, ese espacio cerrado en el que los sentimientos de la protagonista pasarán del paraíso al infierno, en gran medida debido a la presencia de Anders Danielsen Lie, que interpreta a Félix, el prometido de Alice que la espera en tierra.