En campaña todo vale

En campaña todo vale - Cartel
Título V.O.:
The Campaign
Año de producción:
2012
Distribuidora:
Warner Bros. Pictures International España
Género:
Comedia
Clasificación:
No recomendada menores de 16 años
Estreno:
19 de octubre de 2012
Director:
Jay Roach
Guión:
Shawn Harwell
Música:
Theodore Shapiro
Fotografía:
Jim Denault
Intérpretes:
Will Ferrell (Cam Brady), Dan Aykroyd (Wade Motch), Brian Cox (Raymond Huggins), John Lithgow (Glenn Motch), Dylan McDermott (Tim Wattley), Zach Galifianakis (Marty Huggins), Jason Sudeikis (Mitch), Katherine LaNasa (Rose Brady), Sarah Baker (Mitzi Huggins), Karen Maruyama (Mrs. Yao), Grant Goodman (Clay Huggins)

Fotogramas de la película

Sinopsis

El congresista Cam Brady va a ser elegido otra vez por sus ciudadanos sin ninguna oposición. Dos acaudalados ejecutivos quieren reafirmar su influencia en el estado y eligen, sin duda alguna, al peor candidato posible para desbancar a Brady: el cándido director de la Oficina de Turismo local, Marty Huggins. Lo que podría parecer, en principio, una campaña desigual se convierte en unclaro ejemplo de malas artes y de procedimientos muy poco éticos por ambas partes para ganar las elecciones.

"En campaña todo vale" es una comedia bastante gamberra en la que en unas elecciones para el estado de Carolina del Norte, dos candidatos llegan a extremos tan drásticos por vencer al contrario que darán pie a divertidísimas situaciones. Jay Roach (Los padres de ella, Austin Powers) nos trae ésta historia, tan a la orden del día, donde el caos político está servido y donde no faltarán las puñaladas traperas, las argucias sucias y detestables que pueden llegar a realizar con tal de ganar. El guion nos viene dado por Chris Henchy (Los otros dos, Land of the Lost) que tiene una vasta experienciaen historias desternillantes como en la serie " Spin City: Loca alcaldía".

Aunque ha actuado en diversas situaciones y le hemos visto interpretando distintas facetas, es en la comedia donde más hemos visto a Will Ferrer (Hermanos por pelotas, Más extraño que la ficción) y en éste caso no es una excepción, donde encarna a Cam Brady, un afamado político que ve peligrar su carrera cuando comete un desliz. Oponiéndose a Ferrer tenemos a Zach Galifianakis (Resacón en Las Vegas, Salidos de cuentas). También disfrutan del elenco de "En campaña todo vale" a Jason Sudeikis (Carta blanca, Algo pasa en Las Vegas), Katherine LaNasa (Alfie, Tipos con suerte), Sarah Baker (Sweet Home Alabama, Free Radio (2007)) y la aparición de una de las viejas glorias de la comedia norteamedricana como es Dan Aykroyd (Los cazafantasmas, Evolution) que fue nominado a los Oscar por "Paseando a Miss Daisy".

Crítica

Con la campaña presidencial estadounidense en plena evolución, y los medios pendientes del lenguaje gestual, las carantoñas a los bebés simpatizantes y el ángulo de inclinación de la sonrisa, cualquier cosa menos el contenido del discurso, parece que la sátira se escribe sola, sin forzarla. La vertienteescénica de la alta política americana es tan hiperbólica y tan histriónica que hay que ponerse verdaderamente cafre para que la parodia cuaje y resulte, a riesgo de quedarse corto, o de que la comedia parezca sin quererlo un burdo documental. Eso es precisamente lo que buscaJay Roach, enfatizar la insolencia del gag, cavar hondo para que el humor resultante sea lo suficientemente insolente como para que no podamos lamentar aquello de que la realidad supera tristemente a la ficción.

Para ello nada mejor que dos cómicos kamikaze del calibre de Will Ferrell y Zach Galifianakis, maestros del chascarrillo absurdo y propietarios de rostros de expresividad minimalista y descacharrante, de esos que te arrancan la risa tonta por las bravas y sin apenas fruncir el ceño.

El cóctel, admitámoslo, es muy potente. Roach, Ferrell y Galifianakis forman un triángulo cómico de altura, cargando sin piedad contra la impresentable teatralidad y la recargadísima cosmética de las mentiras y embustes que en campaña profieren con tanto boato los políticos de allí. La gracia es que por una parteEn campaña todo valees lo suficientemente universal como para que el rapapolvo satírico despierte empatías en Washington, Moscú o Ciudad del Cabo. Y sin embargo la cinta se crece en la parodia idiosincrásica y nacional, riendo la indigencia intelectual que rodea, específicamente, la gran farsa electoralista de unos y otros en teatros de mayor o menor envergadura.

Sucede que la comedia tiende a desinflarse, a graparse a la gracieta y al exabrupto soez de baja estofa. Una cosa es cargar las tintas de la sátira para que la contundencia de la caricatura no se vea mermada por la natural idiotez del escenario original, y otra es derivar los chistes hacia el terreno de lo escandalosamente frívolo e infantil.En campaña todo valepierde peso y contundencia según avanza, y lamentablemente se acaba "willferrelizando" dejando que el protagonista deHermanos por pelotasarrastre la guasa hacia su terreno, que está, ya sabemos, en las antípodas del humor inteligente y/o sofisticado. A la postre ganan los chistes buenos a los malos, pero los malos son tan gruesos que la contundencia de la sátira se diluye sensiblemente.

Últimas películas del director Jay Roach
Últimas películas del género Comedia