Red state

Sinopsis

El sexo fácil es un cebo eficaz para atraer a jóvenes con las hormonas a flor de piel. Tres chicos responden a un anuncio de internet de una mujer madura para mantener relaciones y acuden a un pueblo abandonado, descubriendo que la invitación ha sido una trampa de un grupo de cristianos acérrimos cuya ideología es eliminar la libido en los jóvenes. Así que, siendo secuestrados por estos psicópatas religiosos, se ven envueltos en una pesadilla que tendrán que afrontar si quieren salir con vida.

El irreverente y políticamente incorrecto director de culto Kevin Smith, uno de los iconos de la comedia ácida e independiente gracias a "Clerks", "Clerks 2", "Dogma" o "Persiguiendo a Amy", nos presenta este thriller de terror, lleno de situaciones absolutamente cómicas y surrealistas, en la línea del cine de los hermanos Coen y Tarantino. "Red state" nos cuenta la lucha por sobrevivir en tres jóvenes, ávidos de sexo, que caen fácilmente en la trampa de una fanática y descerebrada congregación religiosa, que pretenden acabar definitivamente con los deseos sexuales de una juventud "pervertida" y "pecaminosa". En definitiva, humor negro en una trepidante cinta de acción, salpicada de sangre y con una crítica directa a aquellos grupos de poder que pretenden controlar la mentalidad del individuo, en una sociedad en la que aún predominan instrumentos de represión que coartan las libertades personales.

Michael Angarano (El reino prohibido, Casi famosos o Sky High. Una escuela de altos vuelos) y Ronnie Connell (Signals) son los jóvenes protagonistas de ésta azarosa aventura en la que tendrán que enfrentarse a las recalcitrantes ideas de un fanático Michael Parks (Planet terror, El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford), aunque es más recordado por su papel de sheriff que investiga la curiosa masacre de la famosa "novia" de la saga de culto de Quentin Tarantino, "Kill Bill". Por otro lado, nos encontramos en "Red state" con uno de los actores secundarios más importantes del cine norteamericano contemporáneo, que ha tocado todos los palos posibles en el mundo del celuloide desde sus constantes colaboraciones con los hermanos Coen (Barton Fink, El gran Lebowski), pasando por "Blues Brothers 2000", reemplazando al gran John Belushi (Granujas a todo ritmo) y participando del reparto de la recientemente oscarizada "The Artist". También hay que señalar la presencia de Deborah Aquila (The Shield, Dexter), de Melissa Leo (21 gramos, The fighter) y de Nicholas Braun (Sky High. Una escuela de altos vuelos).Incluso el jurado del festival de Sitges no pudo menos que otorgar el premio de mejor actor a Michael Parks y de mejor director a Kevin Smith en esta irreverente película, "Red state".