J. Edgar

Sinopsis

John Edgar Hoover es una de las figuras más poderosas de la política norteamericana del S.XX. El que fuera director del F.B.I. (Oficina Federal de Investigación) durante cincuenta años, se encargo de proteger el bienestar de sus compatriotas con unos métodos poco éticos e inconstitucionales. Junto a un pequeño círculo de personas de confianza (su "compañero" Clyde Tolson y su fiel secretaria Helen Gandy), controló el destino de la nación durante medio siglo, al tener sometida a la clase política

El veterano Clint Eastwood (Sin perdón, Million Dollar Baby), uno de los iconos vivos del Hollywood clásico gracias a la interpretación de personajes que pasarán a la posteridad como el "hombre sin nombre" de la trilogía de Sergio Leone o el implacable detective de homicidios "Harry el sucio" y que anunció recientemente su idea de abandonar su carrera de actor para centrarse en la dirección a sus 81 años, lleva a la gran pantalla la compleja vida de una de las personalidades más controvertidas de la vida política norteamericana del último siglo, el temido (admirado por unos cuantos) director del F.B.I., John Edgar Hoover. Este biopic nos muestra la cara más íntima de este oscuro personaje ultraconservador, con cierta paranoia para todo lo liberal y todo aquello que se acercara a las ideas peligrosas del comunismo, que al mando de los federales, detentó el poder real de la nación más poderosa del mundo gracias a una extensa red de informadores que le suministraban todos los trapos sucios de laclase política dirigente y de aquellos magnates o poderosos que se convertían en un obstáculo para conseguir sus fines. "J. Edgar", con guión del ganador de un Oscar al Mejor Guión por "Mi nombre es Harvey Milk", Dustin Lance Black, incide en la tormentosa vida privada de Hoover: la muerte de su madre que le sirvió de ejemplo y de inspiración, la relación homosexual con su compañero Clyde Tolson (con el que compartió una vida secreta en pareja que intentaba ocultar a la opinión pública) y la fidelidad abnegada de su secretaria Helen Gandy que se mantendría a su lado hasta su muerte.

El cada día más sólido y enorme actor Leonardo Di Caprio, que se ha fabricado una carrera estelar en los últimos tiempos con los proyectos que escoge (Infiltrados, Origen), es el escogido por Eastwood para desempeñar la difícil labor de encarnar al duro y autoritario J.Edgar (que le ha valido una nominación a los Globos de Oro), una china en el zapato para algunos inquilinos de la Casa Blanca a los que controlaba por tener en su poder información escandalosa de éstos (la relación de J.F. Kennedy con Marilyn Monroe es la más conocida) que ocultaba a la prensa y al resto de la nación. Le acompañan la australiana Naomi Watts (21 gramos, Promesas del Este), Armie Hammer (La red social), la veterana Judi Dench ( "M" en las últimas películas de la saga Bond) y Josh Lucas (Poseidón, El inocente (2011)).