Tron: Legacy

Sinopsis

A sus 27 años, Sam Flynn se ha convertido en un experto en tecnología obsesionado con investigar la desaparición de su padre. Y es que Kevin Flynn lleva más de dos décadas inmerso en un abismo digital de programas violentos y juegos de lucha. El joven consigue llegar hasta el paradero de su padre con la ayuda de su confidente Quorra. Sin embargo, los problemas de Sam y Kevin no desaparecen, ya que ambos tendrán que superar pruebas a vida o muerte en un cyber-universo tan moderno como peligroso.

Es la gran apuesta de la factoría Disney para la Navidad 2010 y una de las películas más novedosas de los últimos años. "Tron: Legacy" ejerce de secuela de un título de culto de los 80, "Tron", que en su día también asombró por su revolucionario estilo. El debutante Joseph Kosinski sustituye en la dirección a Steven Lisberger, ésta vez componente del equipo de guionistas. La película retoma la historia original, utilizando la tecnología de última generación para rodar una aventura cibernética en 3D y un filme pionero en muchos aspectos, como el hecho de utilizar trajes con iluminación propia.

Jeff Bridges, ganador de un Oscar por "Corazón rebelde", retoma el papel que ya interpretó en "Tron". Su hijo tiene el rostro de Garrett Hedlund (Sentencia de muerte), muy bien acompañado de la actriz Olivia Wilde (Los próximos tres días). Entre los secundarios, Michael Sheen (El desafío: Frost contra Nixon), James Frain (Todos están bien) y otro viejo conocido de la saga, Bruce Boxleitner. Más curiosidades: "Tron: Legacy" ha conseguido crear un hombre digital basado en un actor real para mostrar la versión más joven del personaje de Jeff Bridges.