Madres e hijas

Sinopsis

Cuando tenía 14 años, Karen abandonó a su hija recién nacida por imposición de su madre. Ha pasado mucho tiempo desde entonces, pero ella no ha dejado de arrepentirse de esa decisión, ni siquiera ahora que ha encontrado al hombre de su vida. Esa niña se llama Elizabeth, trabaja en una firma de abogados e intenta hacer frente a sus problemas familiares y sexuales. El destino irá uniendo los caminos de Karen, Elizabeth y Lucy, una mujer que quiere ser madre sin saber si está preparada para ello.

El colombiano Rodrigo García (hijo del escritor Gabriel García Márquez) vuelve a demostrar su gran valía para las historias cruzadas en "Madres e hijas". El director de "Nueve vidas" y "Cosas que diría con sólo mirarla" analiza el poderoso vínculo materno-filial, a través de un conmovedor drama de corte independiente que él mismo ha escrito pensando en tres personajes femeninos. La pérdida, la ausencia y la fuerza del destino son pilares importantes de la trama, al igual que las consecuencias de los errores del pasado y las oportunidades perdidas.

El elenco es bastante coral, como no podía ser de otra manera en el cine de Rodrigo García. Annette Bening, a la que no veíamos desde la comedia "The Women", está muy bien acompañada de la guapa Naomi Watts (Promesas del Este, El velo pintado) y la actriz de "Los 4 fantásticos" Kerry Washington. Pese a titularse "Madres e hijas", la presencia masculina de la película es de auténtico lujo, con los nombres de Samuel L. Jackson (Iron Man 2), David Morse (En tierra hostil) y Jimmy Smits (Conociendo a Jane Austen).