Los siete días

Sinopsis

En el judaísmo, la muerte de un ser querido conlleva la reunión de toda la familia en casa del difunto, durante siete días, en señal de duelo. Estamos en Israel, a principios de los años 90, y la familia Ohayn llora la pérdida de uno de sus miembros. Todos parecen acatar la tradición, pero el rencor y las rencillas del pasado están presentes de manera más o menos velada. A medida que van surgiendo las disputas, la atmósfera se vuelve más agobiante, llegando incluso a romper las leyes del luto.

Dos hermanos de origen israelí, Ronit Elkabetz y Shlomi Elkabetz, firman su segunda película con "Los siete días", un drama que retrata el duelo judío. Según la tradición, tras la muerte de un ser querido, sus familiares deben recogerse en casa del difunto durante siete días, conviviendo de día y de noche. Es lo que se conoce como "Shivá". Pues bien, aprovechando esta costumbre, los realizadores nos trasladan al seno de una familia israelí de los 90 y nos van descubriendo cómo el rencor y los problemas del pasado amenazan con romper el recogimiento del luto.

La propia Ronit Elkabetz participa en el elenco como actriz, y lo hace después de llevar muchos años en la profesión protagonizando películas como "La Banda nos visita". Otros de los miembros de la familia Ohayn son Albert Iluz, Yaël Abecassis (Vete y vive), Simon Abkarian (El asunto Ben Barka) o Keren Mor (Mal Gesto). "Los siete días" fue una de las triunfadoras de los premios de la Academia israelí de cine.