El último voto

Sinopsis

Bud Johnson es un cuarentón acostumbrado a perder en todas las batallas de la vida. Los problemas le llevan a refugiarse en la cerveza, pero cuando está con su brillante hija Molly, se convierte en un hombre tierno y cariñoso. Un día, nada menos que el día de las elecciones americanas, Molly desencadena, sin querer, unos acontecimientos que van a situar a su padre en el centro de la vida política. La presidencia del demócrata Greenleaf o el republicano Boone dependen de un solo voto: el de Bud.

¿Qué pasaría si las elecciones de Estados Unidos dependieran de un solo voto? ¿Y qué pasaría si ese voto fuera el de un hombre apático y perdedor? Esta es la idea inicial de la que parte "El último voto", una mirada cómica a la política norteamericana a través de una inteligente niña de 12 años y su desastroso padre. Su director y guionista es prácticamente un debutante, Joshua Michael Stern, y ha querido mostrar cómo todo el mundo tiene poder para cambiar el mundo, aunque sea desde un remoto pueblecito norteamericano.

En "El último voto", Kevin Costner hace las veces de actor y productor. Después de algunos años de ostracismo cinematográfico, Costner parece recuperar un hueco en Hollywood gracias al estreno reciente de "Mr. Brooks", "The Guardian" o "Más allá del odio". Su hija en la ficción es Madeline Carroll, quien, a su corta edad, ya ha participado en películas como "Déjà vu" o "Reflejos". Completan el reparto, "dos candidatos" de lujo a la presidencia de Estados Unidos: Kelsey Grammer (Frasier, X-Men 3: La decisión final) y Dennis Hopper (Elegy).