La brújula dorada

La brújula dorada

Sinopsis

Lyra, una niña huérfana que reside en Oxford, vive en un mundo paralelo al humano, un mundo dominado por un oscuro poder llamado Magisterium que secuestra a niños para experimentar con ellos. Cuando su mejor amigo desaparece, Lyra promete rescatarle. Su tío, el intrépido Lord Asriel, se niega a ayudarla, pero la llegada de la Sra. Coulter le abre un nuevo camino. Acompañada por su daimonion (un ser que personifica el alma) y un mágico artilugio, Lyra inicia una aventura que marcará su destino.

A finales de los 90 el escritor Philip Pullman se convirtió en un superventas gracias a una trilogía escrita para niños pero dirigida a adultos. Se llamaba "La Materia Oscura" y sus libros "La brújula dorada", "La Daga" y "El catalejo lacado" consiguieron vender más de 14 millones de ejemplares en todo el mundo. El realizador Chris Weitz (De vuelta a la tierra, Un niño grande) se sintió atraído por la imaginación del primer relato y decidió llevarlo a la gran pantalla. "La brújula dorada" es una película para toda la familia que cuenta una historia fantástica, con unos personajes mágicos y una moraleja que tiene su aquél. Los diseñadores han tenido que hacer un esfuerzo para plasmar la maquinaria estrafalaria y los fascinantes escenarios que forman el universo de Lyra. Todo ello aderezado con unos efectos visuales a la altura de los grandes cuentos.

Dakota Blue Richards debuta en el cine como protagonista de esta aventura, aunque está bien acompañada por dos estrellas. Nicole Kidman regresa al cine fantástico tras el fiasco de "Embrujada" y vuelve a trabajar con el último James Bond, Daniel Craig, después de la tan criticada "Invasión". Entre extraños seres, brujas, y villanos sin escrúpulos destaca la presencia de Sam Elliott (El motorista fantasma) y Derek Jacobi (Gladiator).