Cariño, estoy hecho un perro

Cariño, estoy hecho un perro

Sinopsis

D.A. Dave Douglas, un abogado adicto al trabajo, pasa de ser un padre de familia a un perro doméstico. Todo comienza cuando se ocupa de un caso que implica a un laboratorio de animales, y que como es habitual, le aleja de su mujer y sus hijos, ya bastante desatendidos de por sí. Cuando Dave se infecta accidentalmente con un suero secreto que produce mutaciones genéticas, todo lo que sabía sobre sí mismo y su familia cambia radicalmente. Sin embargo, con sus nuevas y afinadas orejas y su sitio de primera fila en la alfombra del salón, Dave es capaz de captar desde una perspectiva totalmente diferente los secretos y sueños de los suyos. Ahora, lo único que quiere es volver a su papel de padre, pero primero tendrá que detener a los malvados que manejan el suero. La historia de la transformación de un hombre en perro ya había sido llevada al cine por Walt Disney en dos ocasiones más. La primera fue en 1959, "The Shaggy dog", protagonizada por Fred MacMurray y después en 1976, con Dean Jones. Ahora el realizador Brian Robbins (Varsity Blues) ha contado con Tim Allen (Una Navidad de locos), uno de los comediantes favoritos de Estados Unidos, para hacer de canino. Y se han puesto el reto de ofrecer nuevos toques y actualizarla acorde con el siglo XXI.