Bienvenido a casa (2006)

Bienvenido a casa (2006) - Cartel
Título V.O.:
Bienvenido a casa (2006)
Año de producción:
2006
Distribuidora:
Sogepaq
Género:
Comedia Dramática
Clasificación:
No recomendada menores de 7 años
Estreno:
7 de abril de 2006
Director:
David Trueba
Guión:
David Trueba
Música:
Javier Limón, Andrés Calamaro
Fotografía:
Juan Molina
Intérpretes:
Juan Echanove, Jorge Sanz, Pilar López de Ayala, Ariadna Gil, Concha Velasco, Vicente Haro, Carlos Larrañaga, Julián Villagrán, Juana Acosta, Alejo Sauras, Javivi Gil Valle

Fotogramas de la película

Sinopsis

Después de varios años de relación, Samuel y Eva deciden dar el gran paso e irse a vivir juntos a Madrid. Samuel encuentra trabajo como fotógrafo en la redacción de una revista de información general, donde se topará con unos compañeros de trabajo de lo más variopinto. Sin embargo, los problemas no han hecho más que empezar para la joven pareja. El anuncio del embarazo de Eva, la llegada de una antigua novia y la intromisión constante de la madre de Samuel marcarán un antes y un después en su relación. David Trueba (La buena vida) vuelve a ponerse tras la cámara para dirigir una comedia después de "Soldados de Salamina". Esta vez ha contado con el televisivo Alejo Sauras (Diario de una becaria) para protagonizar un film sobre el paso de la adolescencia a la madurez. La protagonista femenina es Pilar López de Ayala (Juana la Loca) que abandona los papeles de época, secundada por un conocido y selecto grupo de actores entre los que destacan Ariadna Gil ("Soldados de Salamina", incondicional deldirector), Jorge Sanz (I love you baby), Juan Echanove (Trileros) o Concha Velasco, que interpreta a la neurótica madre del protagonista. La película, que se abre y se cierra con una canción de Andrés Calamaro, definida por el director como una nana contemporánea y moderna, cuenta, como viene siendo habitual, con la producción de su hermano Fernando Trueba.

Crítica

La de Bienvenido a casa es la peor versión posible de David Trueba, que tiene dos caras: la brillante y madura de La buena vida y Soldados de Salamina, y una frívola y desaliñada que exhibió a gusto en Obra maestra y que tiene bis en ésta, su peor película hasta el día de hoy. Bienvenido a casa está más cerca de un Josetxo San Mateo (Diario de una becaria) o un Manuel Gómez-Pereira en horas bajas, que de un ingenioso servidor de la alta comedia, que es lo que prematuramente se le presupone al cineasta madrileño. Craso error: su última película es un sainete intrascendente, tapizado de recortes de tantas y tantas historias de peterpanes y adolescentes perpetuos, sólo que con las compulsiones incomprensibles de un escritor poco avezado que se alimenta de arquetipos, de personajes de molde y manual, de risas prefabricadas y soliloquios rimbombantes que delatan los agujeros del guión. Trueba es un buen director y habitualmente un gran guionista, por eso resulta incomprensible semejante incursión en la comedia romántica adolescente sin fundamento ni denominación de origen. Bienvenido a casa es un almacén desordenado de tópicos e inoperantes moralejas sobre la adolescencia eterna, el tránsito traumático a la edad adulta y toda esa alquimia territorio comanche para individuos del sexo masculino. Trueba no aporta absolutamente nada a tal coyuntura dramática y se disfraza de artesano con la subjetividad ausente. Lejos de ser un filme generacional, tal es su dependencia del romanticismo estándar, Bienvenido a casa no elude nunca su militancia en un existencialismo light bienintencionado, lleno de préstamos e incapaz de sortear los aspectos más pueriles y superficiales de la fobia a las responsabilidades. El gancho es el desfile de rostros de primera fila en el panorama cinematográfico patrio como los de Jorge Sanz, Santiago Segura, Concha Velasco, Juan Echanove, Ariadna Gil, que hacen coro al dúo protagonista: Pilar López de Ayala y Alejo Sauras. Todos ponen lo suyo, unos más que otros, para sacar jugo de donde no lo hay. Demasiada artillería para tan pobre materia prima. El Trueba guionista no deja margen ni a sus actores ni a sí mismo en calidad de director. Bienvenido a casa es una comedia muy boba y escandalosamente pueril. Si fuese otro el firmante cabría hacer la vista gorda, pero de Trueba se espera un punto y medio más, por lo menos.

Últimas películas del director David Trueba
Últimas películas del género Comedia Dramática