Descubriendo Nunca Jamás

Descubriendo Nunca Jamás

Sinopsis

En el refinado Londres de la época eduardiana destaca un escritor, un genio de la literatura, el escocés J.M. Barrie (Johnny Depp). Un hombre acostumbrado al éxito, famoso por sus ingeniosas observaciones, algunas muy mordaces, sobre la sociedad clasista en la que se mueve. Pero Barrie ha llegado a un punto extremo: está harto y aburrido de escribir siempre sobre los mismos temas en sus novelas. Necesita una nueva fuente de inspiración y la va a encontrar en el sitio menos pensado. Un día paseando con Porthos, su perro San Bernardo, por los jardines del parque Kensington, tropieza con la familia Llewelyn Davies, de la que acaba haciéndose amigo y que va a cambiar su vida por completo. Barrie siente debilidad por la bellísima madre, Sylvia de Maurier (Kate Winslet) que acaba de quedarse viuda y por sus cuatro hijos. A pesar de la oposición de la abuela de los niños y de su propia esposa, el dramaturgo pasa largas temporadas con la familia. Se convierte en un compañero más de juegos de los críos alos que entretiene con trucos de magia, disfraces, y mil aventuras que planea para ellos. Crea mundos imaginarios de castillos con reyes, de indios y piratas transformando el mundo real de los niños en países llenos de fantasía donde habitan hadas madrinas y vaqueros. Y termina llamando a los chicos, "Los Niños Perdidos del País de Nunca Jamás". De todos esos momentos vividos con la familia Llewelyn Davies surge la obra maestra del autor: "Peter Pan". Aunque al principio su compañía de teatro y su productor Frohman (Dustin Hoffman) parecen reticentes con la fantasía infantil de Barrie, acaban por llevar adelante el proyecto. A punto de estrenarse la obra, Barrie tendrá que comprobar las dificultades y decepciones de la vida adulta. La película dirigida por Marc Foster (Monster´s Ball) que recrea la vida del escritor escocés, está basada en una adaptación de la obra de Allan Knee "The Man Who Was Peter Pan" sobre unas imaginarias conversaciones entre Barrie y los chicos de la familia Llewelyn Davies. Un clásico de la literatura infantil por el que el tiempo no pasa.