Inconscientes

Sinopsis

Estamos en Barcelona, 1913, ciudad cosmopolita por excelencia. Allí vive Alma (Leonor Watling), una de las mujeres más modernas de su tiempo. Su padre es el doctor Mira (Juanjo Puigcorbé), considerado el neurocirujano más prestigioso del país. Además ella está casada con el también doctor Leon Pardo (Alex Brendemühl), conocido psiquiatra, y quien, por si fuera poco, ese mismo verano ha visitado Viena para ponerse al servicio del por entonces revolucionario Dr. Sigmund Freud y sus escandalosísimas y avanzadísimas teorías sobre la histeria y la sexualidad. Pero no todo en tranquilidad y trabajo en su vida. Y es que toda la historia comienza la tarde en la que Alma llega a su casa, y se encuentra a su marido con los ojos enrojecidos, llenos de lágrimas. Éste le dice que desea desaparecer de su vida y la de todos los suyos. Así que, sin dar muchas más explicaciones, huye, y deja sola a Alma, quien además está a punto de dar a luz. Y la única persona a la que puede recurrir es a su cuñado Salvador (Luis Tosar). Él, un hombre mucho más conservador que León, es también psiquiatra, y pese a estar casado con la hermana de Alma, siempre ha estado secretamente enamorado de ella. Así que, cuando ella le pide que le ayude a encontrar a su marido desaparecido, no pueda negarse, aunque sabe que se va a meter en un gran lío. Sólo tienen una pista: un manuscrito sobre la histeria y la sexualidad femenina que ha realizado basado en cuatro mujeres: una actriz con manía persecutoria, una psicótica que intentó acabar con la vida de su marido, una mujer con grave crisis de identidad sexual, y una desconocida que ha descubierto en su pasado un terrible secreto. Con esas pistas, Alma y Salvador inician una aventura al más puro estilo Sherlock Holmes.