Veronica Guerin

Sinopsis

La periodista irlandesa Veronica Guerin (Cate Blanchett) luchó, a mediados de los años noventa, contra los capos de la droga que por aquel entonces dominaba la ciudad de Dublín. Esta madre y esposa trabajaba en el periódico Sunday Independent, y desde allí se propuso desvelar la verdad sobre todo lo que sucedía alrededor del mundo de la droga: los trapicheos, los negocios sucios y las vidas que se cobraba. Por ello tuvo que luchar contra todos: contra sus propios compañeros de profesión, contra los políticos de la ciudad que hacían oídos sordos a los que allí estaba sucediendo, y sobre todo contra los criminales que le amenazaban constantemente. Veronica Guerin se había convertido en el objetivo de todas las miradas, y a pesar de todo, continuó investigando. Gracias a sus contactos en el mundo del hampa, y las informaciones que le facilitaban los policías, pudo descubrir las piezas del complicado puzzle creado por ese auténtico imperio de la droga. Domingo a domingo, Guerin fue publicando diversas crónicas donde narraba, capítulo a capítulo, todo lo que se movía en ese peligroso mundo. Y cada vez más, su vida corría peligro, y no sólo ella, sino también su esposo y sus hijos estaban en el punto de mira de esos capos. Una herida de bala, una terrible paliza y las constantes amenazas no pudieron con ella, hasta el punto de recibir el Premio Internacional a la Libertad de Prensa por su trabajo. Pero al final pagó con el precio más alto: el de su propia vida.