Star Wars: Episodio II, el ataque de los clones

Star Wars: Episodio II, el ataque de los clones

Sinopsis

Diez años después de los hechos ocurridos en "La amenaza fantasma", las aventuras continúan para los Jedis. Ahora, Obi-Wan Kenobi ( Ewan McGregor ) es ya un caballero Jedi formado del todo, y en el apogeo de su poder, mientras que Anakin ( Hayden Christensen ) se ha convertido en un joven Padawan de 19 años, impetuoso y con serios problemas a la hora de aceptar las estrictas reglas que conlleva ser un Jedi. Tras un intento de asesinato contra la senadora Amidala ( Natalie Portman ), quien abdicó de su puesto como Reina para dedicarse únicamente a la República, el Maestro Yoda decide enviar a los dos Jedis para que descubran todo lo que puedan sobre el asunto, ya que se sospecha que puede traer consecuencias desastrosas. Pero los caminos de Anakin y Obi-Wan se separan, ya que el primero es enviado a proteger a la senadora, mientras que el segundo tendrá que investigar todo lo referente con el intento de asesinato en un planeta llamado Kamino. Durante el tiempo que Amidala y Anakin están juntos, el amor comienza a surgir entre ambos, pese a que los dos saben que está totalmente prohibido para un Jedi tener esposa o amante. Aún así, deciden llevar su relación adelante y en secreto, desafiando los designios del Consejo Jedi. Mientras tanto, Obi-Wan descubre la conspiración secreta que un ex-Jedi llamado Conde Dooku ( Christopher Lee ) (su nombre de Sith es Darth Tyrannus) está llevando a cabo para terminar con la República. Con un ejército de clones, liderados por el temible Jango Fett, pretende imponer su orden en el universo, a la vez que atraer definitivamente a Anakin hacia el Lado Oscuro. Pronto los Jedis se verán luchando a muerte por su supervivencia y por la paz de toda la galaxia.