Sobre pañales

Los profesores se tienen que dedicar a educar, que para eso hacen una carrera y aprueban una oposición en cuyo temario no se hace referencia al cambio de pañales. Los padres tienen que ser conscientes de que el centro los puede avisar por alguna incidencia de sus hijos (vómito, caída, dolor, caca...); por esto se les oferta matricularlos en colegios cercanos al trabajo (puntúa lo mismo que el domicilio).

Aparte de dar clase, nos ocupamos de inculcar muchos valores a sus hijos, y en muchos casos, de darles cariño, que es algo que los niños de hoy día demandan a manos llenas, debido a que muchos de ellos desayunan, comen y en muchos casos meriendan en el centro.