Siete euros por una peli desenfocada

Hace meses comenzamos a ir a los Cinebox del Centro Opción de Alcorcón, y nos preguntábamos por qué estaban siempre vacíos.
El sábado, tras pagar religiosamente la entrada de 7,50 euros, descubrimos el motivo. Vimos la película mal enfocada, la última media hora  no se distinguía la parte izquierda de la pantalla, y encima tuvimos que soportar los malos modos del encargado.

Nos trató de convencer de que era imposible, le pedimos la hoja de reclamación, y más gente salió a quejarse del mismo problema, asegurando que ocurría a menudo. A ellos les invitó de nuevo al cine y les dijo que éramos una pareja que siempre iba reclamando. ¡No a la piratería, vea un screener por 7 euros!