El Ejército brasileño toma el control de las favelas de narcos en Río de Janeiro

Favelas
Varias personas se refrescan en un jacuzzi de la mansión construida por el supuesto narcotraficante Luciano Martiniano da Silva "Pezao" en una de las favelas  en Río de Janeiro. (EFE)
  • No encontraron la resistencia armada esperada, según la policía.
  • Han detenido a más de una decena de personas y decomisado algunas armas y cantidades de marihuana y cocaína.
  • La Policía Militar había dado un ultimátum a los narcotraficantes.

La operación para desalojar a los narcotraficantes escondidos en las favelas del Complexo do Alemao, en Río de Janeiro, comenzó este domingo con la entrada de los primeros policías y soldados en esa barriada. Al comenzar el movimiento de la tropa se escucharon disparos, mientras que un helicóptero de la Policía Militar hacía un vuelo rasante sobre la favela.

"No hubo la resistencia que esperábamos", dijo a los periodistas el comandante de la Policía Militar de Río de Janeiro, el coronel Mario Sergio Duarte al comentar la operación puesta en marcha en la mañana de este domingo. "Vencimos. Trajimos la libertad a la población del Alemao", agregó Duarte.

En la operación participan unos 2.600 hombres de las policías Militar, Civil y Federal, así como del Ejército, apoyados por helicópteros militares y de blindados de la Armada.

El despliegue de la operación

Transcurrida una hora y media desde el comienzo de la operación (a las 08.00 hora local), la tropa ocupaba, sin mayores dificultades, los lugares estratégicos de la intrincada red de favelas que se desparrama desde lo alto de un cerro en la zona norte de Río de Janeiro.

Según la Policía Militar, los narcotraficantes que controlaban el lugar no ofrecieron la resistencia armada que se esperaba y prefirieron huir, lo que facilitó la toma del complejo de favelas por parte de las fuerzas del orden.

Según el jefe policial, el paso siguiente es una operación de "paciencia y mucho cuidado" para consolidar el control del área mediante la búsqueda de delincuentes "casa por casa" en esa inmensa barriada en la que habitan unas 400.000 personas.

Uno de los primeros hallazgos ha sido una mansión construida por el supuesto narcotraficante Luciano Martiniano da Silva 'Pezao'. Una lujosa casa que estaba vacía en el momento de ser ocupada por los agentes de la Policía Militar, que invadieron el lugar en busca del capo, apuntado como uno de los que ordenó la ola de violencia que se desató hace una semana y que ha dejado por lo menos 35 personas muertas.

Antes de huir, los ocupantes de la residencia destruyeron con tiros de ametralladora varios electrodomésticos, porcelanas y otros artículos de lujo con el propósito de que no fueran confiscados y después subastados, como es el procedimiento después de este tipo de operaciones.

La lujosa residencia, utilizada como fortín por los jefes del tráfico de drogas y armas en los suburbios de Río de Janeiro, tenía tres pisos, con sistema de aire acondicionado central, piscina, sala de hidromasajes, sauna y una discoteca privada, según la policía.

En la operación para desalojar a los narcotraficantes del conjunto de favelas participan unos 2.600 hombres de las policías Militar, Civil y Federal, así como del Ejército, apoyados por helicópteros militares y blindados de la Armada.

Los policías y militares han detenido a más de una decena de personas y decomisado algunas armas y cantidades de marihuana y cocaína, según la Policía.

La Policía Militar de Río de Janeiro había dado un ultimátum a los narcotraficantes escondidos en la favela Complexo do Alemao para que se rindiesen o tendrían que enfrentarse a centenares de policías y militares que sitian la barriada.

 

Más fotos relacionadas

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/887250/0/operacion/favela/narcotraficantes/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios