El drama del paro, ante las urnas: ¿qué propone cada partido en materia de empleo y salarios?

Elecciones generales 20-D

Todos los partidos

El drama del paro, ante las urnas: ¿qué propone cada partido en materia de empleo y salarios?

Cola del paro
Cola del paro (EFE)

En un país con 4,9 millones de parados (según la EPA), con la segunda mayor tasa de desempleo de la UE, millones de parados sin un empleo desde hace más de dos años y con una temporalidad que abarca más del 90% de las contrataciones desde hace varios meses, todos los partidos ofrecen en sus programas electorales la 'pócima mágica' contra un desempleo que, según el CIS, es la principal preocupación de los españoles.

Los cuatro partidos políticos con opciones de formar parte de un futuro Gobierno —PP, PSOE, Unidad Popular, Podemos y Ciudadanos— incluyen en su programa electoral recetas contra el paro de larga duración, contra la precaridad del empleo, contra la baja renta que impide a las familias afrontar sus gastos domésticos, y contra la brecha de edad que lastra la igualdad de oportunidades de los españoles en el mercado laboral.

¿Cómo se dará empleo a estos españoles? ¿Qué calidad tendrán estos puestos de trabajo? ¿Cómo se enfrentará la sostenibilidad del sistema de pensiones? Estas son las principales propuestas de los partidos para estos asuntos.

Sus líneas generales sobre el mercado laboral

PP: Se comprometen a crear 500.000 empleos anuales, para que en 2020 haya 20 millones de personas trabajando en España. Proponen modernizar el Servicio de Empleo con un tratamiento personalizado para cada desempleado. Expresan un "compromiso" con el empleo público "ahora que hay más recursos" y desarrollarán el Estatuto Básico del Empleado Público con evaluaciones de su desempeño.

PSOE: Derogarán toda la refoma laboral que el PP aprobó en 2012. Anuncian un nuevo Estatuto de los Trabajadores donde recuperarán la importancia de la la negociacion colectiva. Prometen duplicar las inversiones en politicas activas de empleo.

Ciudadanos: Crearán una Agencia Independiente de Políticas de Empleo.

Podemos: Derogarán las reformas laborales de 2010 (del PSOE) y de 2012 (del PP). Proponen "avanzar" hacia una reducción de la jornada laboral a 35 horas. y regularán las horas extraordinarias para que no sean "un alargamiento fraudulento de la jornada". Se comprometen a poner fin a las políticas de devaluación salarial, a reforzar el papel de la negociación colectiva y a priorizar la creacion de empleo sobre la reducción de déficit. Calculan que su Plan de Transición Energética (que incluye un programa masivo de remodelación de edificios) permitirá crear 300.000 empleos en el primer año de funcionamiento y 400.000 en su fase final. Defienden la preminencia de los convenios sectoriales sobre los de empresa a la hora de reconocer derechos basicos. Implantarán Consejos de Vigilancia al estilo aleman para impulsar una mayor participación de los trabajadores en las gestión de las empresas de más de 100 empleados. 

Unidad Popular: Derogarán las refomas laborales de 2010 y 2012.Establecerán la jornada laboral en 35 horas para "repartir el empleo" .Reforzarán la negociación colectiva, recuperarán la cláusula de ultra-actividad de los convenios y prohibirán los despidos colectivos en empresas con beneficios. Incentivarán con estímulos fiscales que se creen cooperativas de trabajadores e impulsarán la gestión obrera en las empresas ya existentes. Potenciarán los servicios públicos de empleo con más medios humanos y tecnológicos y prohibirán las agencias de colocación privadas con ánimo de lucro, como las ETT; hasta su derogación efectiva, se prohibirá la cesión de trabajadores a través de ellas. Proponen un Plan Europeo de Inversiones para crear empleo que se eleve al 2% del PIB europeo, así como un Fondo Europeo de Solidaridad por el Empleo. 

Medidas contra la temporalidad, el paro juvenil y el desempleo de la larga duración

PP: Proponen bonificaciones en las cotizaciones para impulsar la contratación indefinida: durante cuatro años no se pagará la Seguridad Social de los primeros 500 euros de sueldo, una medida que se ampliará a los contratos temporales que se conviertan en fijos. Aseguran que pondrán en marcha programas específicos para la reincorporación laboral de los mayores de 55 años que sean parados de larga duración y que trabajarán "activamente" contra la discriminación por edad en el mercado laboral. Proponen un Instituto Nacional del Talento en el Empleo para reforzar las competencias de los desempleados y aumentar sus probabilidades de inserción laboral con un plan personalizado de inserción antes de cumplir los 18 meses de desempleo. Prometen ponder en marcha un sistema de cotizaciones negativas que incentive la contratación de los jóvenes inscritos en la Garantía Juvenil, así como un sistema de ayudas que facilite el retorno a los estudios. Impulsarán un cheque formación, garantizando a todos los desempleados la elección de la oferta formativa. Mantendrán el acento en la flexibilidad interna "para que el despido y la destrucción de empleo sean el último recurso ante las situaciones económicas adversas".

PSOE: Contemplan tres modalidades de contrato: indefinidos para cobertura de trabajos estables, temporal para los temporales y un tercero de relevo y formación. Derogarán sin embargo el contrato de fomento de emprendedores. Los socialistas prohibirán que puestos permanentes se cubran con contratos temporales: ningún contrato de este tipo podrá durar más de un año, aunque por negociación colectiva se podrá admitir elevarlo a dos años. Las empresas que abusen de los temporales pagarán más cotizaciones sociales, según el PSOE. Promoverán que las contrataciones temporales de temporada se reconduzcan a la modalidad de contratos fijos discontínuos. Proponen que los parados mayores de 52 años mantengan la prestación social hasta encontrar un trabajo o accedan a la jubilacion. Suprimirán todas las bonificaciones a la contratacion (salvo discapacitados, personas en riesgo de exclusión y víctimas de violencia de gñenero). 

Ciudadanos: Su propuesta estrella es el Contrato de igualdad de oportunidades, el conocido contrato único. Eliminarán la figura del contrato temporal y todos los trabajadores serán fijos desde el primer día, aunque esta nueva figura no afecta a quienes ya están contratados con modalidades antiguas. Proponen cheques de formación para que los parados de larga duración puedan financiarse cursos en España, en el extranjero y online, pero exigirán la devolución de la ayuda si detectan fraude. Proponen bonificaciones para las empresas que contraten a parados de larga duración y tutorías individuales para ayudarles a encontrar empleo. Desarrollaran dos programas de ayuda: una Renta de Rehabilitación para los trabajadores mayores de 45 años que quieran reciclarse para mantener su empleo, y una Renta de Reintegración para parados de larga duración que no dispongan de prestaciones y requieran un amplio proceso de formación para reintegrarse al mercado de trabajo; esta renta durará lo que dure la formación.

Podemos: Proponen que los contratos de obra o servicio determinado se conviertan de forma automatica en fijos cuando su duración sea superior a un año o cuando se concatene una sucesión de contratos en dicho periodo. El contrato a tiempo parcial —para los que Podemos eliminará todo tipo de incentivos— tendrán un umbral mínimo del 50% de la jornada habitual y los contratos a tiempo parcial de temporada se convertirán en fijos discontinuos. Reconducirán las prácticas en empresas hacia verdaderos contratos en prácticas o para la formación. Y, como el PSOE, eliminarán el contrato para emprendedores

Unidad Popular: Proponen un plan de empleo para parados inscritos con más de un año de antigüedad, financiado por la Administración, para reforzar actividades administrativas, de cuidado y vigilancia, de servicios a la Comunidad, de atención a las personas, de mejora del hábitat, mantenimiento de instalaciones y servicios públicos, complementado con una formación en nuevas técnicas y actualización profesional. En los contratos en prácticas, reducirán a dos años el período tras los estudios, con un mínimo 90% del salario del convenio. Los contratos para formación y aprendizaje tendrán una duración máxima de 1 año; con un salario mínimo 90% del convenio. Se vigilará de forma estrcita el contrato por obra y servicio para que no estén vinculados a subcontratas. Se limitará al 15% de la plantilla el contrato eventual por circunstancias de producción. Limitarán a un máximo del 5% en la legislatura el porcentaje de contratos eventuales en el seno de las Administraciones Públicas. Proponen además "dignificar el contrato a tiempo parcial con máximos de jornada (80%), horarios estables, control de la voluntariedad y de las horas complementarias. Se aumentarán las situaciones en las que un trabajador puede acogerse a reducciones de jornada. En cuanto al empleo juvenil, se subvencionará al empresario con deducciones en la cuota empresarial (no en las cotizaciones). Se controlarán las becas de prácticas para asegurar su carácter exclusivamente formativo y se prohibirán las prácticas no remuneradas fuera del ámbito curricular educativo.

Límites salariales, planes de empleo garantizado y complementos de renta

PP: Los populares mantendrán el salario mínimo actual (648 euros) y no tomarán medidas de complemento de renta, como sí harán el resto de los grupos.

PSOE: Los socialistas proponen un Sistema Integrado de Garantía de Ingresos: 6.000 millones de euros presupuestados para un ingreso minimo vital del que se beneficiarian 730.000 hogares y 1.847.000 ciudadanos en situación de vulnerabilidad o exclusión social. Subirán el salario mínimo para que en dos legislaturas alcance el 60% del salario medio neto "de forma acompasada a la evolución de la economía", lo que significaría, según el salario medio neto actual, incrementarlo hasta los 860 euros.

Ciudadanos: No subirán el salario mínimo porque dicen que "expulsaría a los trabajadores peor pagados" ni creen en una renta básica porque "desincentiva el trabajo". A cambio, la propuesta flexicurity de Ciudadanos contempla un CSAG (Complemento Salarial Anual Garantizado) para las rentas familiares que no lleguen a un mínimo de 16.000 euros (en el caso de contribuyentes sin hijos) y de 28.000 euros (con tres o más hijos). El CSAG tiene tres tramos: uno creciente para rentas de menos de 9.000 euros anuales, otro fijo de 9.000 a 11.000 y un tercero decreciente de 11.000 a 16.000 euros. Esta medida, según Ciudadanos, beneficiará a cinco millones de hogares y el coste de esta media según Ciudadanos es del 1% del PIB, financiable con las reducciones que se prevén que se produzcan en las prestaciones por desempleo. El coste de la medida es de 7.800 millones de euros.

Podemos: Impulsarán un complemento de los ingresos de hogares por debajo del umbral de pobreza. Se llamará Renta Garantizada y se elevará a un mínimo de 600 euros para hogares de un solo miembro, aumentandose con los miembros adicionales (35% adicional si son dos, y un 20% adicional por cada uno de los siguientes) hasta un maximo de 1.290 euros. También se implementará un programa de Renta Complementaria para trabajadores con baja remuneración para garantizar que un trabajador no cobre menos de 900 euros y se incrementará (como la renta garantizada) en función del numero de miembros en el hogar. En cuanto al salario mínimo, se incrementará a 800 euros de forma progresiva en los dos primeros años y después se convergerá con el 60% del salario medio que establece la Carta Social Europea, para que al final de la legislatura se sitúe en al menos 950 euros al mes.

Unidad Popular: Propone un Plan de Trabajo Garantizado durante cuatro años en el que el Estado se convierta en "empleador de último recurso y garante del derecho al trabajo". Según este plan, la Administación generarán empleos de ayuda a domicilio, reciclado de residuos de proximidad, en servicios públicos, guarderías infantiles o dependencia, con una retribución salarial mínima de 10.800 euros anuales (900 al mes con dos pagas extra prorrateadas) que podría llegar a 1.050€/mes y 1.250€/mes en actividades de mayor cualificación. En lo relativo a los salarios, Unidad Popular propone subir el salario mínimo de forma progresiva a 1.100 euros, pudiendo ser más alto si así se negocia en cada sector productivo. La agrupación propone una medida novedosa frente al resto de los grupos: limitar el salario máximo: en la Administración el tope salarial lo marcará el sueldo del Presidente del Gobierno y en el resto de las empresas, el sueldo más amplio solo podrá superar 10 veces el más pequeño, según la legislación vigente o, en su caso, el convenio aplicado. Para quienes tengan ingresos inferiores al 70% del SMI (modulado según la unidad de convivencia) Unidad Popular propone una Renta Básica Garantizada en forma de renta o de recursos sociales como vivienda, dependencia, transporte, suministros o becas, que se financiará al 100% por los Presupuestos Generales.

Prestaciones de desempleo e indemnizaciones por despido

PP: Proponen analizar la constitución de un fondo de capitalización para los trabajadores, al estilo austríaco, mantenido a lo largo de su vida laboral, que se haga efectivo en los supuestos de despido, de movilidad geográfica, de desarrollo de actividades de formación o en el momento de su jubilación. 

PSOE: Los socialistas proponen un subsidio con una duración máxima de 24 meses para varios colectivos: los parados que tengan responsabilidades familiares, los mayores de 45 años, las víctimas de violencia de género y las personas con discapacidad; los mayores de 52 años percibirán este subsidio sin límite de tiempo, hasta que encuentren un nuevo trabajo o accedan a la jubilación. También se ofrecerán ayudas a los desempleados que accedan a programas de formación, durante el tiempo que se forme y la cuantía se modulará "en función del éxito de cada etapa formativa". Permitirán capitalizar la prestación por desempleo para realizar posgrados universitarios. Anuncian además un programa de formación y acreditación educativa para que 700.000 jovenes que no tienen estudio secundarios (ESO) y que tampoco trabajan puedan acceder a un empleo en un plazo de seis meses.

Ciudadanos: El partido de Albert Rivera propone una indemnización por despido creciente en función de la antigüedad de los trabajadores, que tendrán todos el mismo tipo de contrato. Establecerán además un Seguro contra el despido, una 'mochila' que acumulará dinero para el trabajador, al estilo austríaco, que se nutrirá con aportaciones de los empresarios equivalentes al 1% del salario. Cuando el empleado deje la empresa, se llevará la mochila con el dinero acumulado y la podrá usar mientras está en el paro para formarse, o cuando se jubile. Esta mochila también servirá para que el trabajador reciba directamente (sin intermediarios) las subvenciones públicas a la formación o para la lucha contra el parto de larga duración.

Podemos: Quieren desarrollar un seguro de desempleo comunitario que complemente los sistemas nacionales y que actúe de estabilizador automatico en caso de que se produzca otra crisis. Además, otorgarán al trabajador la titularidad de la opción en caso de despido improcedente (podrá decidir seguir en la empresa o aceptar la indemnización). Exigirán una autorizacion gubernamental para las empresas que quieran llevar a cabo un Expediente de Regulación de Empleo. Recuperarán asimismo la figura del despido nulo por fraude de ley y se reformarán las exigencias de causa para un despido por causas económicas, productivas, técnicas y organizativas. Impulsarán además mecanismos de flexibilidad interna en las empresas si hay baja actividad económica, como reducciones de la jornada laboral, para evitar despidos y ajustes salariales; en este caso, el Estado cubrirá el salario correspondiente a la pérdida de jornada.

Unidad Popular: Limitarán a dos los supuestos de extinción de la relación laboral por parte del empresario: a) Despido procedente, por incumplimiento muy grave y culpa del trabajador y b) Despido objetivo cuando se compruebe con claridad que la situación de la empresa no permite otra salida, aunque el coste del despido, en este supuesto, aumentará. Recuperarán el principio de "causalidad" en los despidos, con un mayor control judicial en la causa alegada para la viabilidad de la empresa. Como Podemos, recuperarán el caso de "nulidad del despido improcedente", dejando al criterio del trabajador la posibilidad de readmisión o cobrar la indemnización. Proponen además recuperar los salarios de tramitación en caso de no readmisión. En cuanto a las prestaciones, se fijan como objetivo el lema: "ningún desempleado sin prestación". Contemplan que se puedan acumular todos los periodos de paro generados y no gastados, a lo largo de la vida laboral. Prohibirán finalmente los despidos colectivos en empresas con beneficios y los EREs en el sector público.

¿Cómo llegar a un sistema de pensiones que sea estable?

PP: Los populares se marcan como objetivo garantizar su sostenibilidad y favorecer el ahorro de las familias. Aumentarán la cantidad que da derecho a deducción en el IRPF por las aportaciones a planes privados de pensiones, siempre que las aportaciones se realicen conjuntamente por empleador y trabajador. Revisarán los incentivos para fomentar la permanencia de los trabajadores en activo más allá de su edad de jubilación y promoverán una mayor compatibilidad entre percepción de la pensión y percepción del salario por actividad laboral.

PSOE: Garantizarán el poder adquisitivo de todas las pensiones y elevarán hasta el IPREM (532,51 euros) la cuantía de las no contributivas. Incrementarán la pensión de viudedad para mayores de 65 años que no reciban otra pensión pública hasta alcanzar el 60%. Y reconocerán a todas las mujeres un bonus de dos años de cotización por cada hijo que tengan, a efectos del calculo de su pensión.

Ciudadanos: Proponen un sistema "flexible" en el que cada persona decida a qué edad jubilarse, aunque cualquier retraso en la edad no debe discriminar, según Ciudadanos, a aquellos "que se hayan incorporado más jóvenes al mercado laboral o ejerzan actividades de esfuerzo físico considerable". En todo caso, fundamentan su propuesta en reabrir el Pacto de Toledo, garantizar pensiones "adecuadas" según el nuevo escenario demográfico y que estén periódicamente "actualizadas". Además proponen un sistema "transparente", para que los ciudadanos sepan siempre con qué jubilación pueden contar cuando se retiren y así poder tomar sus decisiones de ahorro y de planificación vital.

Podemos: Derogarán la reforma de las pensiones del PSOE de 2010 para reestablecer la edad de jubilación en 65 años, así como la del PP de 2014 para recuperar la indexación de las pensiones al IPC. Las pensiones no contributivas (que ahora se pagan con cargo a la Seguridad Social) se financiarían de forma progresiva por via impositiva y se diseñará una estrategia que permita su aumento progresivo. Abolirán los regímenes especiales de cotización para todas las nuevas afiliaciones, salvo los que se justifiquen por la naturaleza del trabajo. Y se eliminarán los beneficios fiscales a los planes de pensiones privados.

Unidad Popular: Aumentarán las pensiones de acuerdo al IPC anual y se garantizará su suficiencia mediante los Presupuestos Generales del Estado. Elevarán la pensión mínima hasta 756 euros (831 si se tiene cónyuge a cargo). Proponen la jubilación anticipada para los autónomos y asalariados con más de 42 años cotizados. Se reducirán las ventajas fiscales de los planes privados de pensiones.

Las medidas para facilitar la actividad de los autónomos

PP: El partido del Rajoy proponen flexibilizar el aplazamiento en sus cotizaciones y reforzar los mecanismos de segunda oportunidad. Ampliarán de seis meses a un año tarifa plana de 50 euros para nuevos empresarios. Y permitirán que calculen su pensión computando toda su vida laboral, y no los últimos 18 años, como ahora. Impulsarán una nueva regulación del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (incentivos, acceso a prestaciones, tiempo parcial, pluriactividad, etc.) para que dispongan de mayor adaptación a la evolución de la actividad, aunque no especifican aún detalles sobre su contenido.

PSOE: Apoyan que los autonomos coticen por los rendimientos netos que reciben y que el pago se adapte a la estacionalidad de su trabajo. Los autonomos dependientes de una empresa pasarán a formar parte del Estatuto de los Trabajadores, según el programa del PSOE, y no del Estatuto del Trabajo Autónomo. De esta forma tendrían los mismos derechos laborales y de Seguridad Social que cualquier asalariado y se les aplicaría lo que establezca la negociacion colectiva de su sector. Los socialistas también contemplan poder reservar el trabajo a aquellos empleados que quieran emprender.

Ciudadanos: Los autónomos podrán darse de alta sin pagar cuota cuando ingresen menos del salario mínimo mensual; tampoco tendrán que pagar el IVA (una medida que Ciudadanos hace depender del permiso de la UE) y declararán sus ingresos por el IRPF. Cuando ingresen más del SMI, se pagará la cuota de forma proporcional a los ingresos. Se podrá cotizar por bases superiores a la derivada de la facturación, sobre todo los autónomos mayores de 45 años que no quieran ver perjudicada su expectativa de jubilación. También introducirán la posibilidad de compatibilizar el cobro parcial de la prestación por desempleo, bajando la prestación progresivamente y subiendo el montante de ingresos que se puedan compatibilizar.

Podemos: Según este partido, el alta en la Seguridad Social será gratuita para quienes facturen menos del salario mínimo, y serán progresivas en función del rendimiento neto para el resto. Posibilitarán pagar trimestralmente las cuotas de autónomos y que solo se empiece a pagar desde el inicio de su actividad. También regularán la figura del empleado por cuenta propia a media jornada. Interpondrán "sanciones reales y efectivas" a quienes incumplan la Ley de Morosidad para el pago de deudas (30 días para la Administración, 60 días para sector privado). Desarrollarán una Ley de Segunda Oportunidad para que los autónomos se liberen de deudas cuando la quiebra sea efectiva, respondiendo de ellas solo con los bienes profesionales que asocien a la actividad y no con todo su patrimonio, como hasta ahora. Proponen que los autónomos tengan voz en las mesas de negociación social, junto a los sindicatos y la patronal.

Unidad Popular: Proponen cuotas progresivas en función del rendimiento neto para los autonomos que facturen por encima del salario minimo y alta gratuita para aquellos que facturen por debajo. Posibilitarán el pago trimestral, en vez de mensual, y pagar solo desde que se inicia la actividad. Proponen incentivos fiscales a la contratación sin penalizar las arcas de la Seguridad Social. Garantizarán que no tengan que pagar la cotización mensual cuando solo se trabajen unos días. Establecerán incentivos fiscales y económicos para la cooperación entre trabajadores autónomos que potencien el trabajo en equipo. Y como el PSOE, considerarán a los autónomos dependientes como trabajadores por cuenta ajena.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/2609487/0/propuestas-empleo-economia/partidos-politicos/elecciones-generales-20-d/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR