Cayetano y Eva González, molestos por el seguimiento de la prensa