ESA mide influencia oceánica en el campo magnético