Una selección de la Kunsthalle Bremen, en el Guggenheim Bilbao