Nintendo Switch
Imagen de la consola Nintendo Switch. NINTENDO

Lo de Nintendo es amor. El de quienes hacen sus juegos y consolas y el de quienes las disfrutan... o eso dice la leyenda. Un amor, al parecer, engarzado de fidelidad. Y como los años de amor y perdices son muchos, la empresa japonesa tiene ya una legión de fans que lo son desde el principio. De manera que del amor han saltado a la nostalgia.

Eso es lo que cuenta Damon Baker, gerente de publicaciones y relaciones con desarrolladores de Nintendo. Al hablar de la consola Switch, el último gran éxito de la compañía, este directivo habla de nostalgia:  "Ahora sabemos que podemos aprovechar el hecho de que el fan de Switch se mueve a partir de la nostalgia. Los jugadores se informan y buscan el tipo de títulos que fueron inspirados por los juegos con los que crecieron, cierto tipo de géneros o incluso una inclinación a la nostalgia en el apartado gráfico, como el estilo de los píxeles y lo retro".

En una entrevista con Kotaku, Baker habla de la marca, del tiempo y de cómo la Nintendo Switch se puede aprovechar de todo ello: "Ser un fan de Nintendo es una cuestión territorial. Muchos de nuestros fans en Switch crecieron jugando con las consolas de la compañía. Crecieron con las plataformas y los personajes que son reconocidos en las historias de Nintendo. Hay un sentido de nostalgia, pero también tenemos una nueva audiencia que se ha integrado".

Es decir, Nintendo observa que la fidelidad de los fans pese al paso del tiempo les permite cubrir ahora la pasión de los pequeños y de los grandes; es decir, compradores entre los padres y los hijos. "La idea es que siempre hemos sido conocidos por ser amigables con el contenido para niños y familias y hemos tenido los 2 extremos, pero ahora podemos decir que llenamos ese vacío", comenta el directivo.

Y la Switch se vale de ello. Según Nintendo, ejemplos de ello son la llegada a la nueva consola de títulos como 'DOOM' y 'Skyrim'. No hay que extrañarse: la Nintendo Switch ya incluye en su catálogo juegos clasificados para mayores de edad.