Fortnite
Captura de una partida de 'Fortnite', el 'battle royale' al que todos juegan. Epic Games

Las cajas de botín (lootboxes) de los videojuegos ocupan estos días a los miembros de la Cámara de los Comunes (la cámara baja) del Parlamento del Reino Unido. Su Comité de Asuntos Digitales, Cultura, Medios y Deportes está escuchando la opinión de las partes implicadas. En la última sesión han hablado responsables de dos estudios: Eletronic Arts (EA) y Epic Games.

Los parlamentarios trataban el tema de las tecnologías inmersivas y adictivas, centrándose en tres de videojuegos, la saga FIFA (EA), Fortnite (Epic) y Candy Crush (King), por ser de los títulos que más usuarios acumulan. Fue en ese contexto donde el estudio de Fortnite aseguró que regular los datos y verificar la edad de los gamers no es su trabajo.

Es lo que dijo Canon Pence, asesor legal de Epic Games. Se le preguntaba por la gestión de los datos personales de los jugadores del superventas Fortnite, y no sólo de ese título. Y más concretamente, sobre la falta de un proceso para verificar la edad de los usuarios.

El abogado de Epic Games sorprendió a más de uno al decir que su intención "es recopilar una cantidad mínima de datos de jugadores" que necesitan para proporcionarles los bienes y servicios solicitados: "Si entras en un juego a través de Sony, todos los datos y la información de sus cuentas pasan a través de ellos; las compras se realizan a través de Sony. Nosotros, en realidad, solo vemos que un jugador de PlayStation se unió a Fortnite por esa vía".

Un miembro de los Comunes insistió al respecto y preguntó a Pence si no consideraba necesario que Epic cumpliera con las leyes en materia de regulación de datos y verificación de edad de los jugadores. La respuesta del responsable legal de la compañía fue tajante: "No tenemos por qué hacerlo".

Ante la nueva sorpresa de los parlamentarios, el abogado se explicó: "Si usted es un usuario de PlayStation, todas esas transacciones pasan por PlayStation, por lo que son ellos quienes tienen la relación con el usuario. Es lo mismo con Nintendo, con Apple o con Xbox. No somos dueños de esa cuenta, no somos dueños de ese pago".

Las cajas de botín son como los huevos Kinder

En su turno, la vicepresidenta de Asuntos Legales de EA, Kerry Hopkins, defendió que las cajas de botín de sus videojuegos son "muy éticas". Las comparó con juguetes como los huevos Kinder y propuso el término "mecánicas de juego" para referirse a ellas en lugar de la denominación actual.

Hopkins aseguró que en EA a las lootboxes no se las conoce así, y que desde la compañía se las ve como mecánicas de sorpresa: "Creemos que la manera en la que hemos implementado estas mecánicas en FIFA y en los packs de FIFA Ultimate Team (FUT) es en realidad muy ética, divertida y disfrutable para las personas".

La serie FIFA es uno de los videojuegos en los que se ha puesto mayor foco en relación a las cajas de botín de su modo de cartas FUT, en la que los mejores jugadores y contenidos pueden aparecer al azar, y que se compran a cambio de la moneda virtual FIFA Points, que puede comprarse con dinero real.

Las administraciones de juego de algunos países como Reino Unido y Australia no consideran las lootboxes como juego de azar. En cambio, las de otros países como Bélgica y Países Bajos sí lo han entendido así. Según Hopkins, esto se debe a que "tienen interpretaciones de la ley muy distintas" a nivel local.

Sobre este asunto, Epic Games asegura que el problema de las cajas de botín no afecta a las compras en Fortnite, ya que "todas las compras de elementos estéticos muestran directamente lo que se está comprando", como defiende el director de Marketing del estudio, Matthew Weissinger.