Fortnite
Captura de una partida de 'Fortnite', el 'battle royale' al que todos juegan. Epic Games

Hubo una época en la que los padres, para conseguir que sus hijos dejasen de jugar a videojuegos y comenzasen a estudiar, decían aquello tan típico de "eso no te va a dar de comer". Y era cierto, a no ser que el chaval se acabase dedicando a la tediosa tarea de beta tester.

Sin embargo, ese argumento ya ha quedado obsoleto. Jugar a los videojuegos no solo da de comer a miles de chavales sino que a muchos de ellos les permite ganar grandes fortunas. Los eSports se han convertido en un negocio que mueve millones, no solo en premios para los jugadores sino en todo lo que los rodea: la organización de torneos internacionales en estadios a los que acuden cientos de aficionados, los patrocinios, los derechos de retransmisión de eventos, el aumento de gasto por parte de los consumidores en sus videojuegos favoritos...

Los deportes electrónicos mueven ya alrededor de 906 millones de dólares al año y se estima que esta cifra alcanzará los 1.650 millones en 2021, según datos de Newzoo.

Aunque podría buscarse el origen de los eSports en las competiciones de juegos clásicos que se organizaban en Estados Unidos en los años 70 y 80, el inicio del negocio tal y como lo conocemos hoy está más vinculado con los juegos de PC de finales de los 90, especialmente con el lanzamiento del videojuego de estrategia Starcraft en 1998 y con Corea del Sur alzándose como máximo referente en la profesionalización del gaming.

El citado Starcraft fue durante años el rey de los torneos de videojuegos, especialmente en Asia. También su secuela ha logrado una gran aceptación, pero ahora la competencia es más dura y Starcraft II está lejos de ser líder en el panorama actual.

A diferencia de lo que piensan muchos profanos, –probablemente por asociación con los deportes físicos– los videojuegos deportivos no se encuentran entre los que más seguidores y dinero mueven. Hay competiciones de FIFA, de Pro Evolution Soccer, de Madden NFL y poco más, y ni siquiera están entre las más destacadas.

Los videojuegos de lucha uno contra uno tampoco se cuelan en el top 10, pero son muchos más y cuentan con millones de seguidores muy fieles. Este género es el protagonista absoluto del prestigioso torneo EVO (Evolution Championship Series), en el que se enfrentan los mejores jugadores de títulos como Street Fighter V, Tekken 7 o Smash Bros, entre otros.

Pero los géneros que arrasan son la estrategia, la acción y, sobre todo, la combinación de ambas, que se materializa en los MOBA (multiplayer online battle arena), juegos en los que dos equipos –que suelen ser de cinco jugadores cada uno– luchan en un pequeño campo de batalla por cumplir un objetivo antes que el rival –normalmente destruir la base enemiga–.Los MOBA más populares son DOTA 2, League of Legends, Heroes of the Storm y SMITE, mientras que la acción está dominada por videojuegos como Counter-Strike: Global Offensive, Overwatch, Halo 5 y Call of Duty.

El videojueego que lidera el top de dinero repartido en premios es DOTA 2. Salió a la luz en 2013 y en 2014 ya lideraba el ranking. Hasta el momento se han celebrado unos 930 torneos centrados en este popular juego de Valve y se han repartido casi 144 millones de dólares, sobre todo por las grandes cifras que se barajan en The International, el campeonato anual organizado por la propia compañía desarrolladora.

En segundo lugar se encuentra Counter-Strike: Global Offensive, del que se han celebrado más de 3.900 torneos pero que ni siquiera llega a la mitad del dinero que mueve DOTA 2. Ha dado en premios unos 56,5 millones.

El top 5 lo completan League of Legends (53,5 millones), Starcraft II (26,7 millones) y Heroes of the Storm (13,7 millones). Entre las novedades, destaca el increíble crecimiento que está experimentando Fortnite. Lanzado hace menos de un año, su popularidad se ha disparado (el récord impulsado por El Rubius y el DLC de Thanos tienen algo que ver) y acaba de alcanzar los 125 millones de usuarios. Además, cada día está mejor posicionado en el sector de los eSports.

A ver quién le dice ahora a los niños que jugar a videojuegos es una pérdida de tiempo.

Gamergy 2018

Este fin de semana, entre el 22 y el 24 de junio, se celebra en Madrid (en IFEMA), una nueva edición de Gamergy, un evento de eSports en el que tendrán lugar torneos de Fortnite, League of Legends, Clash Royale, Hearthstone, Gran Turismo, Call of Duty WWII y Mario Kart 8, entre otros videojuegos, con premios para los ganadores que oscilan entre los 1.000 y los 3.000 euros. El precio de las entradas va desde 12 euros (una sencilla para el viernes) hasta 80 (entrada premium para 3 días).