Logo del sitio

El mapa de los 51 castillos y palacios medievales mejor conservados de España

El mapa de castillos y palacios mejor conservados de España.
El mapa de castillos y palacios mejor conservados de España.
iStock / Montaje: 20minutos.

Todo el territorio español se encuentra plagado de castillos y fortalezas como consecuencia de las numerables batallas que se han librado dentro de nuestras fronteras. El abanico de estilos es amplio debido a las diferentes civilizaciones que han pasado por la península, pero todos guardan algo en común: su espectacularidad

Eso sí, el estado de conservación varía, ya que unos se encuentran en perfectas condiciones manteniendo la estructura original, y otros están en un avanzado estado de deterioro. En este sentido, el portal web Castillos de España ha elaborado una lista con las fortalezas y palacios medievales mejor conservados de España. Haz clic en el mapa siguiente para conocer donde se encuentran y descubre los detalles de cada uno en el resto del artículo.

Andalucía

1) Castillo de Pallarés, Jaén

Este castillo fue construido en 1371, en el punto de convergencia de los caminos de Santisteban y de la cañada de San Blas, únicas vías que entonces existían en el sur y el oeste. A partir de mediados del siglo XVI, se levantó el palacio ducal de Medinaceli en el patio que circunda a la torre del homenaje, palacio que ostenta todas las características arquitectónicas del Renacimiento. En la actualidad, el palacio ha sido adaptado para albergar en él el Ayuntamiento, mientras la torre aloja el Museo de Arte Ibérico de Castellar.

2) Real Alcázar de Sevilla, Sevilla

Real Alcázar de Sevilla
Real Alcázar de Sevilla
iStockphoto

El Real Alcázar de Sevilla es un conjunto palaciego amurallado construido en diferentes etapas históricas. El palacio original se edificó en la Alta Edad Media y se conservan algunos restos de arte islámico y de la etapa posterior a la conquista castellana: un espacio palaciego mudéjar y otro de estilo gótico. Es el palacio real en uso más antiguo de Europa, ya que es el lugar de residencia de los reyes cuando viajan a Sevilla. Se puede visitar y el precio de la entrada es de 13,50 € y la reducida 6 €.

Aragón

3) Castillo de Larrés, Huesca

Esta fortaleza situada en la comarca del Alto Gallego fue levantada en el siglo XV y ha sido declarada Bien de Interés Cultural. Alberga el conocido Museo del Dibujo Julio Gavín, en el que se puede disfrutar de una amplia selección de dibujos cuyo arco cronológico abarca desde finales del siglo XIX hasta la actualidad. El precio de su entrada es de 5 € para mayores de 8 años y gratuita para los menores. 

4) Palacio de los Reyes de Aragón, Huesca

El edificio original fue construido en el siglo XII para albergar a los reyes de Aragón, edificado sobre una torre islámica con paramentos en estilo románico. Del antiguo palacio únicamente queda una torre de planta rectangular coronada con almenas y algunas otras dependencias anexas al Museo. Sin embargo, en la actualidad está cubierto por dos arcadas ojivales de claro estilo gótico, y en sus lados mayores presenta tres puertas en arco, algunas tapiadas. Además, en uno de los lados menores se sitúa la denominada Torre de la Zuda.

5) Castillo de Biel, Zaragoza

Este castillo fue construido en el siglo XI bajo mandato de Sancho el Mayor. El conjunto monumental está formado por la torre y la iglesia románica de San Martín, algo posterior a la to­rre, ya que fue construida en el siglo XI y luego recons­truida en el XVI. La fortificación está situada en la cumbre de un pequeño montículo rocoso y se estructura a partir de un patio de armas ovalado. Actualmente, ha sido declarado Bien de Interés Cultural y es de dominio público. 

6) Castillo de Mequinenza, Zaragoza

Este impresionante castillo se sitúa en un enclave estratégico y único que ofrece una espectacular panorámica de las confluencias de los ríos Segre, Cinca y Ebro, más conocido como "Aiguabarreig". Fue construido en el siglo XIII, y en el XV se conviertó en un palacio residencial, aunque cumplió funciones militares durante la Guerra de Sucesión en el siglo XVII, por lo que se necesitaron nuevas reformas. Actualmente, es de propiedad privada.

7) Castillo de Paúles, Zaragoza

La existencia de esta fortaleza se sitúa en el año 1092, cuando fue donada por el rey Sancho Ramírez al monasterio de San Juan de la Peña, junto a otras iglesias de la zona, y fue señorío de los condes de Luna en el siglo XVII. El aspecto actual se debe a la reforma que se realizó en el año 1926 y está considerado como Bien de Interés Cultural

8) Palacio de la Aljafería, Zaragoza

Palacio de la Aljafería, Zaragoza
Palacio de la Aljafería, Zaragoza
Getty Images/iStockphoto

Fue construido en el siglo XI como palacio de recreo de los reyes musulmanes que gobernaban la taifa de Sarakusta. Además, es junto con la Alhambra de Granada y la Mezquita de Córdoba, una de las joyas artísticas de la presencia musulmana en el sur de Europa. El conjunto se compone de impresionantes arquerías, de la imponente torre del Trovador. Es el palacio medieval de los Reyes de Aragón. Además, se puede visitar pagando la entrada de 5 €. 

Islas Baleares

9) Can Damià d'en Savines, Ibiza

Situada en la venta de Es Racó del pueblo de Sant Francesc de s'Estany, esta construcción forma una agrupación antigua de tres casas. Conserva una torre de defensa que aparece documentada en 1535 en los Libros de Entrevenimientos con el nombre de torre des Racó. Es una torre cilíndrica de dos plantas sobrecubierta de envigado, aunque se recuerda que la planta inferior tuvo bóveda. Tiene acceso a cada una de las plantas, pero se piensa que la superior es la original.

10) Castillo de Bellver, Mallorca

El castillo fue levantado como edificio cortesano entre 1300 y 1311 por el rey Jaime II. De estilo gótico, se convirtió a partir de 1717 en prisión militar, acogiendo numerosos soldados enemigos, además de republicanos y revolucionarios. En la actualidad comprende el Museo Nacional de Palma y el precio de su visita es de 4 € la tarifa general, y 2 € la reducida. 

Castilla y León

11) Castillo de Villaviciosa, Ávila

El Castillo de Villaviciosa fue mandado construir por Nuño González del Águila a finales del siglo XV y comienzos del XVI con el fin de controlar el paso desde el Valle Amblés a la sierra de la Paramera. Destaca su monumental torre del homenaje, y actualmente se ha convertido en restaurante y hotel. Su importancia le viene también por el yacimiento arqueológico conocido con el nombre de Castro o Despoblado de Ulaca de época celtibérica, que los expertos sitúan a unos 500 años de nuestra era.

12) Castillo de Ampudia, Palencia

El castillo de Ampudia es el más importante y mejor conservado de la provincia de Palencia. Fue construido entre los siglos XIII y XV, siendo declarado Monumento Nacional el 3 de julio de 1931. Su arquitectura es gótica y presenta una planta trapezoidal que cuenta con tres torres cuadradas en las esquinas. El precio de la entrada es de 5 €, y la reducida de 2,50 €. 

13) Castillo de las Cabañas de Castilla, Palencia

El castillo o torreón de Las Cabañas de Castilla se localiza a las afueras del casco urbano del pueblo con el mismo nombre. Fue construido en el siglo XV y por sus muros desde entonces han pasado diferentes familias: el conde de Osorno, el Marqués de Villatorre y la familia Castañeda. Ha sido parcialmente restaurado y actualmente es una vivienda de un particular, además, fue declarado Bien de Interés Cultural en 1949.

14) Alcázar de Segovia, Segovia

El Alcázar de Segovia.
El Alcázar de Segovia.
iStock.

El impresionante Alcázar de Segovia es una fortaleza-palacio hispano-árabe construida en el siglo XIII. El alcázar guarda Segovia desde lo alto de su cerro con sus torres almenadas, sus tejados de pizarra y su Torre del Homenaje que se asimila a la proa de un barco. Su espectacularidad ha servido de escenario a numerosas películas, y además se puede visitar. La entrada general cuesta 9 €, mientras que si solo se desea ver el Palacio y el Museo de Artillería, el coste es de 6 €.

15) Castillo de Coca, Segovia

Construido en el año 1473, este castillo es considerado como una de las muestras del arte gótico-mudéjar español más hermosas. Muestra de ello es su categoría de Monumento Histórico Nacional, formando parte también del Tesoro Artístico Español. Se caracteriza por no haber sido construido sobre un cerro, sino que su sistema defensivo aprovecha los escarpes del terreno, el cual sirve de asiento a este castillo, que se alza sobre un ancho y profundo foso. Se puede visitar, siendo el coste de la entrada general de 2,75 € y el de la reducida 2 €, además, es recomendable reservar con dos días de antelación. 

16) Castillo de La Mota, Valladolid

Conocemos el castillo donde estuvo encerrada Juana la Loca

El castillo que se puede disfrutar actualmente data del siglo XV, aunque hubo otro anterior perteneciente al reinado de Pedro I. Durante la época de los Reyes Católicos se convirtió en un referente militar, configurándose como uno de los primeros castillos de toda Europa que se adaptó al uso de la artillería. Con el paso del tiempo cayó en desuso, y no fue hasta 1904 cuando comenzaron diversas obras de restauración y reconstrucción del edificio interior. Hoy en día la fortaleza es propiedad de la Junta de Castilla y León y se puede visitar libremente de forma gratuita o de forma guiada (4 €). 

17) Castillo de Simancas, Valladolid

Fue construido en siglo XV por la familia Enríquez, la cual reconstruyó la vieja fortaleza árabe y añadió la capilla. El muro que lo rodea, los cubos, las almenas, el foso, la entrada y dos puentes son los originales, mientras que la capilla se reformó en 1950. No tuvo mucha importancia militar, sin embargo, el rey Felipe II transformó la fortaleza en Archivo General del Reino albergando uno de los archivos más importantes de Europa con 35 millones de documentos. 

18) Castillo de Torrelobatón, Valladolid

Su construcción se estima que tuvo lugar en la primera mitad del siglo XV y es un arquetipo de la escuela de Valladolid. Formó parte de un cinturón defensivo que cercaba la villa y del que aún se conserva una de las puertas en la plaza Mayor. Además, el patio de armas, cuadrangular, se halla flanqueado en 3 de sus ángulos por cubos cilíndricos y una torre del homenaje cúbica en el cuarto; su planta baja es la parte más antigua y el tramo más alto de la torre. Actualmente, pertenece al Ministerio de Agricultura y se puede visitar. 

19) Castillo de Benavente, Zamora

Castillo de los .Condes de Benavente, en Puebla de Sanabria
Castillo de los .Condes de Benavente, en Puebla de Sanabria
WIKIPEDIA/Mlopezsilva

Su origen se estima que fue en el siglo XIII y entre sus muros tuvo lugar la conocida como Concordia de Benavente, donde se pactó la unión definitiva de los reinos de León y Castilla en el año 1230. El elemento más significativo de la fortaleza es lo que se conoce como la Torre del Caracol. Fue construida en 1504 y es de planta cuadrada de unos 17 metros de cuadro. Su estilo artístico es una mezcla de gótico y renacentista. A día de hoy forma parte del Parador Nacional de Turismo y su entrada es gratuita. 

20) Castillo de Puebla de Sanabria, Zamora

Conocido como el castillo de los Condes de Benavente, fue construido a mediados del siglo XV y se sitúa en una posición privilegiada encima de un promontorio. Se trata de un castillo-fortaleza construido en sillería de granito con un recinto amurallado de planta cuadrangular y una torre central, la Torre del Homenaje, o como popularmente se la conoce, “El Macho”. Actualmente, cuenta con numerosas salas como es el Centro de Visitantes, la Oficina Municipal de Turismo o el Centro de Fortificaciones, entre otros. 

Castilla-La Mancha

21) Castillo de Belmonte, Cuenca

Sobre el Cerro de San Cristóbal, Cuenca, se encuentra el castillo de Belmonte. Su increíble belleza le otorgó en 1931 la calificación de Monumento Histórico-Artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional. Además, se empezó a construir en el siglo XV, antes del descubrimiento de América, y llegó a ser propiedad de la emperatriz de Francia, Eugenia de Montijo, casada con Napoleón III. Su entrada tiene un precio de 9 € para la tarifa general, mientras que para niños de entre 5 años y 12 años es de 5 €. 

22) Torre de los Priores, Ciudad Real

La Torre Palacio de Los Priores o de Don Juan de Austria son los restos de la antigua fortaleza musulmana de época Almohade del siglo X. Tras la reconquista por los castellanos pasó a manos cristianas bajo el dominio de la orden de los caballeros hospitalarios de San Juan de Jerusalén y de Malta, en el siglo XIII. Se trata de una torre de planta cuadrada, construida en piedra arenisca rojiza irregular, excepto los esquinales, ventanales y el remate de las almenas, que son sillares perfectamente escuadrados.

23) Castillo de Sigüenza, Guadalajara

Castillo de Sigüenza.
Castillo de Sigüenza.
Jorge García

Este palacio-fortaleza fue construido en el primer cuarto del siglo XII sobre otro anterior musulmán de comienzos del siglo VIII. Además, fue la residencia habitual de los obispos seguntinos hasta mediados del siglo XIX. Debido al gran daño recibido durante las diferentes guerras, ha tenido que ser restaurado casi en su totalidad. Actualmente, es Parador Nacional de Turismo desde 1972.

Cataluña

24) Castillo de Montesquiu, Barcelona

El Castillo de Montesquiu tiene su origen en el enclave de un torreón de guardia que mandó edificar el conde Guifré I (el Pilós) en el siglo IX. Sin embargo, no fue hasta mediados del siglo XIV, cuando el castillo actual pasó de ser un caserón destinado a la defensa a convertirse en una residencia fortificada. Actualmente, y después de una intervención que ha conservado los testimonios arquitectónicos más significativos de los diversos períodos, el castillo ha recuperado sus lazos con el territorio y se ha integrado en el conjunto del parque. El precio de la entrada para visitarlo es de 4 €.

25) Castillo de Olesa, Barcelona

Este castillo localizado en la localidad barcelonesa de Olesa, en Montserrat, fue construido en el siglo XIV. Se sitúa en el centro de la ciudad, aunque a día de hoy tan solo se pueden observar algunos restos de la muralla y lo que es el actual campanario de la iglesia. 

26) Castillo de Olost, Barcelona

El castillo se levantó en el siglo XI, después de la desaparición del castillo de Oristá. Empezó siendo solo una torre de vigilancia de planta rectangular, pero más adelante, se convirtió en un castillo, aunque no fue nunca una fortaleza de defensa, sino más bien una residencia señorial aglutinadora de posesiones feudales. Del edificio antiguo se conservan actualmente la torre y la capilla gótica.

27) Castillo de Vilassar de Dalt, Barcelona

Castillo de Vilassar de Dalt, Barcelona
Castillo de Vilassar de Dalt, Barcelona
Wikimedia

Esta fortaleza fue construida en el siglo X, cuando se creó una torre cilíndrica y un recinto con una muralla, cuya función era vigilar al pueblo de los ataques piratas. Antes del siglo XIII ya contaba con su recinto de murallas y con alguna torre menor de las cuales hoy en día subsiste una. También en esta época se amplió la edificación con la torre cuadrada de la fachada, cuya decoración principal es del siglo XV. A día de hoy, el castillo es de gran interés turístico y posee otra torre cuadricular y una capilla de la Santísima Trinidad, aparte de todos los aposentos, patio, jardín, comedores, sala de espejos, entre otros.  

28) Castillo-Palacio de Espolters, Lleida

Conocido también como el castillo de Albatárrech, es un edificio de planta rectangular situado en el casco antiguo de la población (Albatárrech). Fue construido a mediados del siglo XVI por Martí Joan de Espolter siguiendo un estilo renacentista. Entre los años 1924 y 1926 fue restaurado siguiendo una línea medieval. Actualmente, es de propiedad privada y se encuentra en muy buen estado de conservación.

29) Castillo de Montclar, Lleida

El majestuoso castillo de Montclar preside el pueblo con el mismo nombre dentro de la comarca del Urgell. Fue edificado sobre los restos de una antigua torre romana, muestra una elegante arquitectura del renacimiento catalán, datado en los siglos XVI y XVII y fue restaurado recientemente. Además, ha sido declarado Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional y su primera documentación fue en el año 981.

30) Castillo de los Pallargues, Lleida

Este castillo ubicado en la comarca de la Segarra tiene su origen en el siglo XI, aunque ha sufrido varias reformas a lo largo de la historia. Sin embargo, conserva elementos arquitectónicos originales como el gran arco gótico de la entrada. El castillo es de propiedad privada y ha estado siempre habitado, aunque se puede visitar con guía. Durante el recorrido se pueden ver las estancias del servicio, como las cuadras y la sala de guardia; la planta noble, con la Sala Capitular, la capilla de Sant Miquel, los dormitorios y la terraza. El precio de la entrada es de 4,50 €.

31) Castillo de la Rápita, Lleida

El castillo de Rápita es de origen árabe documentado por primera vez en el año 1091 se encuentra ubicado en el municipio de Vallfogona de Balaguer, Lleida. De la antigua fortificación queda la torre izquierda de la fachada, de planta rectangular y grandes muros. En torno a la torre se construyó la fortificación medieval, realizada en varias fases, y junto a la torre primitiva se abre la puerta principal, rematada en arco de medio punto. Además, la iglesia románica de Santa Margarita, en las cercanías del castillo, data del siglo XII.

32) Castillo de Verdú, Lleida

Castillo de Verdú, Lleida
Castillo de Verdú, Lleida
visit.somsegarra.cat

El castillo de Verdú, que data del siglo XI, es el edificio más emblemático de la villa. De hecho, la población se formó en el siglo XII a partir de este edificio, que en sus orígenes desempeñó una función defensiva. La torre del homenaje, cilíndrica, de 25 metros de altura y con una mazmorra en el interior, es el elemento más destacado del conjunto, formado por tres plantas, con dependencias como la gran sala gótica de recepciones del abad Copons (siglo XIV), una bodega de grandes proporciones, la alcuza, los establos y las viviendas de varios abades. En 1985 fue declarado Bien de Interés Cultural.

33) Castillo del Milá, Tarragona

Esta fortaleza se localiza en la localidad tarraconense de El Milá, en la comarca de l'Alt Camp. La fecha construcción se sitúa alrededor del siglo XV y a día de hoy se encuentra transformado y en un muy buen estado de conservación. 

34) Castillo de Vilafortuny, Tarragona

Esta fortaleza se levantó en el siglo XII con fines defensivos y militares.  Se sitúa dentro del núcleo de la localidad con el mismo nombre y con el paso del tiempo, ha sido restaurado, conservándose pocos elementos de la época medieval. Su estructura se distribuye en una base rectangular con dos plantas y un patio interior con una pequeña capilla con campanario de espadaña.

Comunidad Valenciana

35) Castillo de la Mola, Alicante

El castillo de la Mola está ubicado sobre un pequeño cerro a 360 metros de altitud en el pueblo de Novelda, Alicante. Desde esta colina se domina visualmente el valle medio del Vinalopó, lo que le otorgó un lugar en la red de castillos y torres que durante la Edad Media constituyeron un importante sistema de control y defensa del territorio andalusí, frente a los reinos cristianos de Castilla y Aragón.

36) Castillo-Palacio de Alaquàs, Valencia

Esta fortaleza es una de las mansiones nobiliarias impulsadas en la época de decadencia feudal del siglo XVI. De estilo renacentista, está marcada por una fuerte estructura residencial, con artesonados en las estancias, azulejería y disposiciones ornamentales. Está declarado como Monumento Histórico y Artístico desde 1918 y Bien de Interés Cultural en 1999.

37) Palacio Ducal de los Borja, Valencia

Uno de los monumentos más importantes de la ciudad de Gandía, que ha sido objeto de numerosas restauraciones. Es una importante muestra del gótico civil valenciano en la que destaca el Patio de Armas, gótico, y la Galería Dorada, del siglo XVII, con azulejos originales de la época. Además, está considerada como una de las mansiones señoriales más importantes de la Corona de Aragón. La habitación de Francisco de Borja se conserva prácticamente tal y como estaba en aquel entonces, aunque no se permite el acceso, solo puede verse desde fuera.

Extremadura

38) Castillo de la Arguijuela de Abajo, Cáceres

La construcción del castillo data de los siglos XV y XVI y posteriormente fue reformado en el XIX. En un principio estuvo destinado al desarrollo de actividades agropecuarias, aunque tenía elementos comunes a castillos militares, ya que disponía de un recinto amurallado y torres de protección. Durante la Guerra Civil, esta fortaleza albergó los carros de combate Panzer I procedentes del régimen nazi. A día de hoy, el castillo se encuentra en muy buen estado de conservación y su interior se ha reformado completamente. Además, ha sido declarado Patrimonio Histórico Español y Bien de Interés Cultural.

39) Castillo de la Arguijuela de Arriba, Cáceres

Este castillo data del siglo XVI y su situación es privilegiada, ya que se encuentra en un alto, dándole una posición estratégica sobre todo el llano. Su estructura está integrada por un recinto cuadrado espacioso en cuyos lados se levanta el cuerpo principal, y se organiza en torno a un gran patio central. Actualmente, su dominio se encuentra en manos privadas constituyendo parte de él una Casa Rural y el Salón de Banquetes Castillo de Cáceres. 

40) Palacio de los Duques de Feria, Badajoz

Palacio de los Duques de Feria, Badajoz
Palacio de los Duques de Feria, Badajoz
Wikimedia

Conocido también como el castillo de Zafra, esta espectacular fortaleza fue construida en 1437. En su construcción, el edificio se planificó como una residencia señorial. Además, la entrada al alcázar se situó intramuros y ante ella se extendió la plaza de Armas. Hoy en día es un Parador Nacional en el que se puede disfrutar de vivistas guiadas por sus puntos más atractivos. 

41) Castillo de Piedrabuena, Badajoz

Esta espectacular fortaleza forma, junto a los castillos de Alburquerque, Mayorga y Azagala, una sólida defensa ante la cercana frontera con Portugal, y además, ha sido cabeza de la Encomienda de la Orden de Alcántara desde el siglo XIII. Las partes más antiguas que se conservan en el edificio pertenecen al siglo XIV, pues durante los dos siglos posteriores fueron muchas las reformas y construcciones que se hicieron en él.

Galicia

42) Torre de Andrade, A Coruña

En la histórica villa de Pontedeume, en la plaza de los Condes, se encuentra lo que queda del Palacio de los Condes de Andrade, perteneciente al siglo XIV, concretamente entre los años 1370 y 1380. Aunque en 1924 el torreón de los Andrade fue declarado monumento Histórico-Artístico, once años más tarde fue derribado dejando tan solo la torre de homenaje, que es lo que ha llegado hasta nuestros días. El torreón de los Andrade es de planta cuadrada, con gruesos muros de 2 metros y una altura de 18 metros.

43) Castillo de San Paio de Narla, Lugo

En una zona de escasas elevaciones en donde se juntan los ríos Grande y Pequeno se levanta el castillo de San Paio de Narla. Su ubicación, como muchos otros castillos gallegos, se alza sobre un antiguo castro y tiene su origen en el siglo XIII. El conjunto monumental está actualmente reconstruido y bajo sus piedras se ubica hoy el museo etnográfico de San Paio de Narla. Además, para quién quiera visitarlo la entrada es totalmente gratuita

44) Castillo de Tebra, Pontevedra

La Torre de Tebra fue construida en 1478, sin embargo, los Reyes Católicos la mandaron demoler en 1482. No fue hasta 1532, cuando bajo la concesión de la reina Juana I de Castilla (Juana la Loca), se volvió a levantar. En cuanto a su arquitectura, esta es renacentista y la Torre se caracteriza por su forma cuadrada y estructura robusta. Consta de cuatro pisos, tres de ellos unidos por una grandiosa terraza y presenta un escudo del mismo género, así como una inscripción en latín en lo alto de la misma. A día de hoy es un excepcional hotel ubicado en un espacio natural inmejorable. 

Comunidad de Madrid

45) Castillo de Batres, Madrid

Este espectacular castillo se encuentra en un paraje natural inmejorable, donde el arroyo del Sotillo atraviesa sus dominios para desembocar en el río Guadarrama. Fue construido entre los siglos XV y XVI, y fue hogar del poeta Garcilaso de la Vega, el cual heredó el título de señor de Batres. Además, el edificio fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en el año 1970 y en él se celebran todo tipo de eventos.

46) Castillo de Manzanares el Real, Madrid

Es el más emblemático y mejor conservado de la región madrileña. Fue construido en el siglo XV y para ser la residencia de la Casa de Mendoza, uno de los linajes más importantes en aquella época. Además, en su construcción participó el arquitecto Juan Guas, quien utilizó trazas gótico-isabelinas, con influencias hispano-musulmanas. Actualmente, se puede visitar y disfrutar de las diferentes actividades que ofrece. El precio de su entra es de 5 € la tarifa general y 3 € la reducida. 

Navarra

47) Palacio Real de Olite, Navarra

Corte de los reyes navarros hasta su incorporación a la Corona de Castilla en 1512, fue uno de los palacios medievales más lujosos de Europa. Parece ser que el primitivo castillo de Olite fue levantado sobre una antigua construcción de origen romano del siglo III.  La construcción incluye el Palacio Viejo, las ruinas de la Capilla de San Jorge y el Palacio Nuevo. En verano es la sede del Festival de Teatro Clásico de Olite.
Palacio Real de Olite, Navarra
changered / iStock

Corte de los reyes navarros hasta su incorporación a la Corona de Castilla en 1512, fue uno de los palacios medievales más lujosos de Europa. Asimismo, fue considerada en la Edad Media como una de las fortificaciones más grandes de Europa. A día de hoy, en verano es la sede del Festival de Teatro Clásico de Olite. En él se realizan numerosas actividades y eventos y se puede visitar, siendo el precio de 4,50 € con opción de audioguía, mientras que si la visita es guiada el precio asciende hasta los 7,50 €

País Vasco

48) Torre de los Varona, Álava

Se trata de una fortaleza que perteneció ininterrumpidamente desde el siglo XV a la familia de los Varona, quienes tuvieron vital importancia tanto en las guerras entre Castilla y Aragón como en las Guerras Carlistas. Se cree que un almirante visigodo ordenó la construcción de la casa hacia el año 680 en un punto estratégico.

49) Palacio menor de Bañez Artazubiaga, Guipúzcoa 

El palacio menor de Bañez de Artazubiaga fue construido en el siglo XVI, en pleno centro histórico de Arrasate. Del edificio original solo se conserva la fachada principal que da a la calle Iturriotz, suficiente para constatar que se trataba de uno de los palacios más interesantes y bellos del municipio. Además, la construcción de este palacio se realiza tras el traslado del linaje de los Bañez-Artazubiaga de Bedoña a Arrasate, siendo la primera referencia de este linaje en la villa en el año 1353.

50) Castillo de Carlos V, Guipúzcoa

Este castillo se halla enclavado en el punto más alto de Hondarribia y era a la vez castillo y palacio, ya que se componía de dos partes, la fortaleza y el palacio. Ambos edificios se encontraban unidos por un patio interior, de pequeñas dimensiones. A día de hoy se usa como parador y es considerado uno de los edificios más significativos de la localidad.

51) Castillo de Floreaga, Guipúzcoa

El Palacio Floreaga fue inicialmente de piedra y estilo gótico. Tras la orden de destrucción de las torres por Enrique IV, su dueño, Pedro Sánchez de Zuazola, tuvo que reconstruirla en ladrillo y en estilo mudéjar. Destacan la soberbia puerta que da acceso a la galería principal, las ventanas ajimezadas y una ventana de arco conopial, en la fachada oriental. A partir de 1677, la casa pasó a la administración de los Condes de Garcíez y perdió su original esplendor.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento