Logo del sitio

El increíble valle del Pirineo español al que solo se puede acceder en tren cremallera

Valle de Núria.
Valle de Núria.
JackF / iStock

Enclavado en el Pirineo Oriental, el Valle de Núria se presenta como un lugar de gran riqueza natural y paisajística, rodeado de montañas de casi 3.000 metros de altura. Ya por estas características merece la pena visitar este paraje de la provincia de Girona, pero hay otro factor que lo hace aún más único, y es que la única forma de llegar hasta él es a bordo de un tren cremallera.

Un amplio abanico de actividades

La historia del Valle de Núria siempre ha estado ligada a esa situación geográfica. Las tierras de pastoreo de la zona fueron objeto de transacciones entre condes y monasterios, lo que explicaría el origen del santuario que encontramos allí, un centro de peregrinación, meditación y búsqueda espiritual que podemos visitar. Posteriormente, en 1659, se firmaron los Tratados de los Pirineos, lo que convirtió el enclave en una plaza fronteriza y lo dotó de relevancia militar.

Valle de Núria.
Valle de Núria.
Olga PS / iStock

No fue hasta el siglo XX que Núria empezó su andadura como un destino donde practicar deportes de nieve y montaña. Por ejemplo, la actividad más clásica son las rutas de senderismo, con las que podremos descubrir miradores, cuevas, cascadas, bosques e incluso subir hasta la cima de algunas montañas. Igualmente, podemos explorar el valle con paseos a caballo o a bordo de un teleférico.

Otro plan muy apetecible es hacer recorridos por el lago en canoa y barca en primavera, verano y otoño. Pero en los meses de invierno, la actividad más popular es esquiar en sus 7,6 kilómetros de pistas. Los esquiadores principiantes cuentan con dos pistas exclusivas para ellos, mientras que los más expertos disponen de un amplio sector en la vertiente del Pic de l’Àliga donde podrán descender desde los 2.252 metros de altura.

Valle de Núria.
Valle de Núria.
atosf / iStock

Un desnivel de más de 1.000 metros en tren

Llegar hasta este lugar tan espectacular supone hacer un trayecto a bordo de un tren cremallera que recorre 12,5 kilómetros y supera un desnivel de más de 1.000 metros. Podremos subirnos en el tanto en el pueblo de Ribes de Freser como en el de Queralb,

Tren cremallera del Valle de Núria.
Tren cremallera del Valle de Núria.
Dotan Naveh / iStock

El recorrido de ida y vuelta en el tren parte de los 31€ por persona, aunque podemos adquieir alguna promoción comprando conjuntamente el billete con el Forfait para esquiar. Eso sí, el precio siempre nos incluirá el viaje en el teleférico.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento