Estibadores. ¿Dónde está la verdad?

ANDRÉS ABERASTURI. PERIODISTAOPINIÓN
Andrés Aberasturi, colaborador de 20minutos.
Andrés Aberasturi, colaborador de 20minutos.
JORGE PARÍS

¿Alguien tiene la bondad de explicarnos a todos qué pasa en el tema de los estibadores? A ser posible, alguien ajeno a las partes y que no sea liberal ni socialista, alguien que nos explique si es verdad lo del "coto cerrado para familiares y amigos" para acceder a un puesto en ese sector o sencillamente nos están contando mentiras para hacernos creer que son una especie de mafia que gana un montón de pasta y quiere mantener sus privilegios. Que alguien nos diga si es verdad que las empresas que manejan ese cotarro preguntan a los aspirantes si tienen algún familiar ya metido en faena y si la respuesta es 'no', ponen la hoja de solicitud en el montón de las que no van a salir.

Me cuesta mucho creer todas estas historias y, más aún, ver cómo CC OO y UGT coinciden con los estibadores en su oposición frontal al presumible decreto del Gobierno. La obligación de los sindicatos se supone que es defender a todos los trabajadores, y por tanto la igualdad de oportunidades sin interferencias. Si apoyan a los estibadores y sus huelgas anunciadas, que nos van a costar a todos muchos millones, es porque están convencidos de que cuanto ocurre en los puertos es normal y no hay, como se ha dicho, castas ni privilegios.

Pero admitido eso, que alguien nos explique por qué desde Bruselas ya nos amenazan por no hacer ni caso a sus recomendaciones de liberalizar el sector y están dispuestos a multarnos por perezosos desde el 2014. Y ya puesto, que alguien nos explique qué puede hacer el Gobierno para contentar a unos y otros, a los estibadores y los sindicatos que no aceptan el mandato de Bruselas tal cual y también a Bruselas, que no acepta la situación laboral de los estibadores en España tal cual.

No se entiende –yo al menos no lo entiendo–, y además me siento no solo desinformado, sino intoxicado por la información que nos llega de unos y de otros. De ser verdad lo del "coto cerrado para familiares y amigos", ¿se trata de una tradición que es algo naturalmente inferior a ley o directamente es mentira?

Aquí hasta hace poco tiempo los hijos de mineros eran mineros y lo mismo pasaba con los pescadores. Pero seguramente lo eran no por vocación, sino por necesidad. Otra historia, que es la que los estibadores no quieren ni oír, es la comparación con los controladores aéreos, a los que, en su momento, no apoyó, más bien al contrario, ningún sindicato de clase.

¿Qué hay detrás de esta huelga anunciada y misteriosa para muchos? ¿Trata la patronal amparándose en Bruselas de hacer un ERE encubierto o ya va siendo hora de acabar con un sector al parecer privilegiado? Es de suponer que alguna vez sabremos la verdad y sería más que conveniente para todos que se llegara a un acuerdo en la negociación y se pudiera aceptar el mandato de Bruselas sin poner en peligro la profesionalidad ni los puestos de trabajo de los actuales estibadores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento