Sin áreas no hay paraíso

Morata, ante Suecia.
Morata, ante Suecia.
EFE
Opinión de Elías Israel tras el debut de España en la Eurocopa
Wochit

Sin áreas no hay paraíso. Eso fue lo que le ocurrió ayer una vez más a la selección española. Su arranque en el partido fue, sencillamente, excepcional. Un debut en la Eurocopa soñado.

Dominando, jugando bien, llegando muy bien por fuera con Marcos Llorente y Jordi Alba, generando ocasiones clarísimas, y, sin embargo, como siempre, España tiene problemas con el gol. No marcó.

Lo peor fue la ocasión clamorosa de Álvaro Morata. Ese fallo marcó el partido y, seguramente, el ánimo. Y empezó la desesperación del equipo a partir de ese momento.

Suecia encontró a Isak y empezaron sus ocasiones también, dos clarísimas. Y a España le entraron las dudas y su juego se fue diluyendo, hasta que Luis Enrique optó por el plan B.

Al final hubo el clásico arreón, intentando llegar, pero España ve muy pequeña la portería. De momento, no le marca ni al arcoiris. Y sin áreas es imposible ganar un partido. Sin áreas es imposible ganar la Eurocopa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento