Sarah Morris  Corresponsal británica en España

Llamando a europeos para servir a la Reina

Protestas en el Reino Unido por la falta de trabajadores en la industria porcina.
Protestas en el Reino Unido por la falta de trabajadores en la industria porcina.
EFE/EPA/NEIL HALL

¿Quieres ganar casi 300.000 euros al año conduciendo? Es lo que se puede conseguir al volante de camiones en el Reino Unido, según el presidente de uno de los supermercados británicos. Richard Walker, de Iceland, hizo el cálculo anual hace poco, basándose en los 1.000 euros por turno que se estaba pagando a los conductores dada la falta de personal. "Incluso un banquero de menor categoría podría verse tentado", opinaba el ejecutivo de 37 años.

Cómo sabrás viendo los reportajes de mi país natal, pocos banqueros han salido al rescate de la isla. La falta de conductores, que se notó primero en los supermercados, ahora está afectando a las gasolineras. Desde ayer los militares están ayudando a distribuir gasolina. Ha habido estanterías vacías en las tiendas, restaurantes cerrados y peleas en las estaciones de servicio. La gente teme una vuelta a años 70, cuando había huelgas de mineros, la introducción de una semana laboral de tres días y las casas se iluminaron muchas horas con velas.

El humor negro florece entre el caos. En un meme la Reina Isabel II contesta a una llamada del primer ministro Boris Johnson: “Sí, conduje un camión durante la guerra. ¿Por qué me lo preguntas?”, pregunta la monarca.

"Estoy solucionando la crisis de obesidad a través de desabastecimiento de comida, la crisis del cambio climático con una falta de gasolina y el déficit en el sistema de pensiones cargándome a todas las personas mayores", dice Johnson a una de las periodistas de asuntos políticos de la BBC en otro meme. "¿Qué más puedo hacer?", pregunta desesperado.

Es una semana incómoda para Johnson al tener que acudir al Congreso de su partido en Manchester. Los sindicatos piden acción al gobierno para garantizar gasolina para los trabajadores clave y las empresas advierten que hay que ‘salvar’ la Navidad al tiempo que intentan acumular existencias para las fiestas, amargadas el año pasado por las durísimas restricciones por la covid. El gobierno ha tenido que acceder a la petición de dar visados a camioneros europeos, pero en un primer momento ofrecieron solamente 5.000 y hasta la víspera de navidad, cuando faltan 100.000 conductores.

En una entrevista con la BBC Johnson insiste que lo que está pasando es un “periodo de ajuste” después de la pandemia y el Brexit.  "La solución no es tirar de la gran palanca que se llama inmigración incontrolada, y permitir la entrada de grandes números de personas para hacer el trabajo", dijo.

 Aquellos que apoyan el Brexit afirman que las empresas terminarán pagando más a los trabajadores británicos sin la competencia de la mano de obra barata del este de Europa. Es cierto que la actual crisis ha producido una subida de los sueldos ofrecidos por algunas empresas; el supermercado Waitrose está dispuesto a ofrecer 63.000 euros a un conductor, unos 12.000 más que a un profesor o a un abogado, según The Times. Sin embargo, las asociaciones de empresas dudan que la falta de trabajadores que se da en muchos sectores se vaya a solucionar únicamente con británicos. Algunas personas avisan que el Brexit podría terminar, irónicamente, con la producción en el Reino Unido sufriendo, obligando a más importación de productos, cómo más pavos de Navidad franceses, por ejemplo.

¿Volverán temporalmente los trabajadores europeos que se marcharon durante la pandemia y decidieron no volver para no hacer el papeleo obligado post-Brexit o porque no se sintieron bienvenidos después del referéndum? Hay mucha necesidad de conductores también en países como Alemania. Peter Tiede, corresponsal político principal del tabloide alemán Der Bild, escribiendo una opinión en The Times, escribe que los alemanes se ríen de la situación británica: “Los trabajadores migrantes de la UE a quienes cerrasteis la puerta ahora están trabajando para nosotros, manteniendo nuestras estanterías y gasolinas en funcionamiento.”

El "ajuste" al que hace referencia el primer ministro británico podría ser muy complicado, a pesar de los supuestos 300.000 euros que calcula el señor Walker.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento