David Pérez  Consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid

Hacia un transporte inteligente

Archivo - Pasajeros con mascarilla salen de un vagón en la estación de Metro de Atocha, en Madrid (España).
Imagen de archivo del Metro de Madrid.
Marta Fernández Jara - Europa Press - Archivo

La planificación, gestión y mejora del transporte público tienen en las nuevas tecnologías su mejor aliado. Los sistemas de transporte inteligente (ITS) están sirviéndonos en la Comunidad de Madrid para mejorar todo el proceso de gestión de los transportes públicos, desde la planificación de las líneas de autobús hasta la seguridad de Metro, pasando por la carga del abono transporte a través del móvil.

Madrid cuenta con una muy potente red intermodal de transportes, con 2.500 km de carreteras, 4.000 autobuses urbanos e interurbanos y 300 kilómetros de Metro con más de 300 estaciones. El número de viajeros que utiliza diariamente esta red supera los 3,5 millones en este momento, una cifra que sigue subiendo pero que es inferior todavía a la situación antes de la pandemia.

Esta magnitud de viajeros obliga a un permanente esfuerzo de transformación digital, adaptación a la demanda y mejora de factores como la seguridad, la accesibilidad y la eficiencia.

"Vamos a llevar a cabo un ambicioso proyecto de transformación ecológica de las infraestructuras ligadas al transporte"

En este momento estamos aplicando en el transporte madrileño más de 50 sistemas de innovación y transporte inteligente, que hacen que Madrid cuente con uno de los mejores transportes públicos de Europa.

En materia de seguimiento, por ejemplo, contamos con avanzados centros como el CITRAM en el Consorcio de Transportes (CITRAM), con más de 10.000 cámaras que permiten detectar y atender cualquier incidencia en todo el territorio regional, así como en Metro de Madrid, o el departamento de Carreteras.

Una gran aportación de CITRAM es la integración con todos los sistemas de ayuda a la explotación (SAE) de todos los operadores de transportes, información que nos permite conocer en cada momento la ubicación de toda la flota del transporte público, así como el cumplimiento de las expediciones.

En materia de eficiencia energética, estamos introduciendo celdas de recuperación energética en las subestaciones del suburbano, y vamos a llevar a cabo un ambicioso proyecto de transformación ecológica de las infraestructuras ligadas al transporte, fundamentalmente en los intercambiadores y los aparcamientos de disuasión.

En este sentido, se pretende introducir herramientas que incrementen la eficiencia energética hasta conseguir un consumo de energía casi nulo, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero. Además, se adaptarán este tipo de infraestructuras a los condicionantes técnicos derivados del uso de nuevas tecnologías en las flotas, como son los autobuses propulsados con gas natural comprimido (GNC), los vehículos de hidrógeno y los propulsados por energía eléctrica, además de aquellos que empleen sistemas mixtos de los citados.

La inversión en estas grandes infraestructuras se verá completada con la instalación de puntos de recarga eléctrica para la flota de autobuses de servicio interurbano de la CAM.

"Cada usuario puede tener en sus manos la capacidad de recargar cualquier título de transportes en cualquier momento"

Otra partida importante dentro de las actuaciones es la dirigida a la red de aparcamientos disuasorios, cuya implementación en los corredores de acceso a Madrid permitirá un trasvase modal de los vehículos privados al transporte público, mucho más eficiente, con la consecuente reducción de contaminación.

En materia de seguridad, aplicamos ITS como los sistemas de control de aforos en el Metro de Madrid, que mediante la aplicación de un algoritmo matemático realizan el control de las entradas en las estaciones en slots de 5 minutos en las horas punta.

Un avance tecnológico espectacular se ha producido con uso del móvil. Hemos evolucionado hasta convertir el smartphone en una auténtica máquina de carga de títulos de transportes, donde cada usuario puede tener en sus manos la capacidad de recargar cualquier título de transportes, en cualquier momento, sobre cualquier tarjeta. Esto es hoy una realidad.

Otro proyecto ITS en el que estamos trabajando es el planificador de viajes multimodal, que permitirá al ciudadano calcular su ruta en transporte público entre dos puntos cualesquiera de la Comunidad de Madrid, a través de los múltiples canales que hoy el usuario tiene a su alcance: web o apps (dispositivos móviles o tabletas).

En carreteras, al uso de nuevos materiales, como la utilización de las mezclas SMA que alarga la vida útil del firme al proporcionar un envejecimiento más lento, hay que sumar los paneles de señalización variable que alertan o informan al usuario de la carretera sobre el estado de la misma y permiten gestionar el tráfico, mejorando la seguridad vial. O el desarrollo de las carreteras inteligentes “smart roads”, que implican incorporar a la infraestructura la transformación digital, el concepto de Industria 4.0 y todos los criterios de sostenibilidad incorporados en todas las fases del ciclo de vida: planificación, proyecto, construcción, conservación, gestión y explotación de la red de carreteras de la Comunidad de Madrid, que presentan una intensidad media diaria de más de 25.000 vehículos y más de 16 millones de kilómetros recorridos.

En definitiva, la innovación permite mejorar la calidad de unos servicios de transporte e infraestructuras que ya son una referencia internacional.

Creemos que solo puede haber ciudades o regiones inteligentes si sus transportes también lo son, porque son clave en su funcionamiento y también en su vertebración y en su competitividad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento