¿Era un farol?

El vicepresidente del Govern y candidato de ERC, Pere Aragonès, con el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez.
El vicepresidente del Govern y candidato de ERC, Pere Aragonès, con el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez.
ACN

El secretario general de Junts, Jordi Sánchez, ha dicho, en más de una ocasión, que no será por el partido que lidera Puigdemont que se repitan las elecciones al Parlament de Catalunya.

Para que todo el mundo pudiera entender que no eran solo palabras sin fundamento las que pronunciaba, Jordi Sánchez dijo, en una entrevista a La Vanguardia, el 4 de abril, que “no especularemos con elecciones; si quieren (ERC), que gobiernen en minoría. (...) Nosotros los votaríamos”.

Los de Puigdemont y los de Junqueras (Junts y ERC) llevan más de 80 días negociando la investidura del republicano Pere Aragonès como presidente de la Generalitat. Pero es que, además, llevan muchos años gobernado juntos. Y no se ponen de acuerdo. Curioso, ¿verdad? ¿Qué pasa? Que, por primera vez, los republicanos ganaron las elecciones y los postconvergentes las perdieron.

¿No hay nada más? Sí: Puigdemont y los suyos quiere continuar mandando desde Waterloo a través del Consell per la República, una entidad privada. Y ERC les dice que no, que el gobierno de la Generalitat no puede convertirse en una vicaría ni supeditarse a nada ni a nadie.

Bueno, entonces, fácil, que Sánchez cumpla la palabra dada y ya está. Es cierto, esto es lo normal entre personas serias y responsables, las personas que mantienen la palabra, y Jordi Sánchez, que se sepa, lo es, porque, supongo que no iba de farol, ¿verdad? De momento, aparecen condiciones al cumplimiento de la palabra dada que no figuraban cuando se formuló. ¿Mal augurio? Pronto lo sabremos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento