Joan Ferran  Historiador y articulista

H de Hidrógeno

Un pasajero subiendo a un autobús de hidrógeno verde en la ciudad de Tarragona.
Unos pasajeros subiendo a un autobús de hidrógeno verde en la ciudad de Tarragona.
ROGER SEGURA / ACN

El primer día de noviembre de 1952, en un atolón del Océano Pacífico perteneciente a las Islas Marshall, los Estados Unidos lanzaron una bomba de hidrógeno conocida posteriormente como la bomba H

Los efectos de la misma resultaron letales para los ecosistemas de la zona; la flora y la fauna de la región fueron aniquiladas. Al año siguiente la Unión Soviética también se sumó a la carrera armamentística lanzando otro artefacto similar en Kazajistán. 

La palabra hidrógeno, y la letra H, quedaron fatalmente asociadas al miedo, la destrucción y la muerte. Pero este fin de año una H con otros atributos puede dar satisfacción a las exigencias ambientales de muchas personas: llegan a la metrópoli los autobuses de hidrógeno, los autobuses H. 

Cuando las administraciones ofrecen soluciones imaginativas, y no solo sanciones o restricciones, es cuando el ciudadano valora en positivo la gestión 
de los políticos

Lo hacen a cuenta gotas pero llegan. Ya está en Barcelona el primero de ellos que circulará, silencioso, provisto con una pila de hidrógeno de última generación. También nos dicen que se ha comenzado a producir en la Zona Franca, hidrógeno verde para abastecer a corto plazo a los autobuses H del Área Metropolitana. ¡Magnifico! ,

Cuando las administraciones ofrecen soluciones imaginativas, y no solo sanciones o restricciones, es cuando el ciudadano valora en positivo la gestión de los políticos. La decisión de invertir en transporte público es loable y acertada; hacerlo sin emisiones nocivas para el medio ambiente es una medida excelente que permite encarar con cierto optimismo el 2022. La salud de las personas y la del planeta lo agradecerán.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento