Belén Molleda  Periodista
OPINIÓN

De Tanxugueiras a Kiev

L'artista Chanel guanyadora de Benidorm Fest 2022, posa amb el seu trofeu en el Mirador del Castillo, a 30 de gener de 2022, a Benidorm
La artista Chanel.
Joaquín Reina - Europa Press

Al pueblo, pan y circo, que dirían los emperadores romanos cuando ofrecían a sus ciudadanos trigo y espectáculos para mantenerlos entretenidos y, al mismo tiempo, alejados de la política... y esto mismo ocurre, pero ya hasta sin pan, en España donde Eurovisión se ha convertido en una cuestión de Estado pese a que desde los tiempos del Chikilicuatre nos importaba más bien nada. De conocimientos sobre el acontecer en Europa no estaremos muy dotados, pero que al festival irá una tal Chanel lo sabe hasta el apuntador.

Solo hubo que organizar un concurso televisivo para elegir la canción que representara a España y aparecer un jurado que contra todo pronóstico eligiera como opción ganadora una distinta a la del pueblo, para que las redes estallaran, las sospechas sobre irregularidades empezaran a circular y el asunto sea llevado en volandas al Congreso. Unidas Podemos ha registrado varias preguntas sobre el cumplimiento de las bases del concurso, CCOO ha pedido invalidar el resultado de la votación, el PP requerirá explicaciones en el Senado y la cuestión llegó hasta a la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En España, no sabremos ubicar en el mapa Kiev, pero sí podremos escribir Tanxugueiras sin una errata; ignoraremos que EEUU y Rusia están intercambiándose amenazas de consecuencias impredecibles para Europa, pero sabremos entonar sin vacilar el ¡Ay mamá!; titubearemos si nos preguntan por qué Crimea es estratégica para Rusia, pero no sobre el Benidorm Fest. El precio de la gasolina, en máximos, las mascarillas, obligatorias aún por la calle, y hoy se aprueba la reforma laboral, pero aquí, lo sustancial, es el festival. Y así todo, oigan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento