Bigas Luna
El director de cine Bigas Luna. ARCHIVO

El realizador catalán Bigas Luna ha oficializado este martes su candidatura a presidente de la Academia de Cine de España, puesto para el que se presentará en terna con la actriz Leonor Watling y el director de producción Yousaf Bokahri, según ha informado la institución.

El realizador de Jamon, jamón y La teta y la luna es, de momento, el único candidato para unas elecciones convocadas para el 10 de abril y que cerrarán sus listas el 18 de marzo, un proceso que se inició después de la polémica dimisión del actual presidente Álex de la Iglesia por su desacuerdo con la ley Sinde.

El objetivo de Luna es internacionalizar el cine español y darle un toque "sexy" a la academia Aunque su candidatura ya había sido dada a conocer de manera no oficial en febrero, no así sus compañeros de terna: un rostro tan conocido como el de la cantante y actriz Leonor Watling -gracias a películas como Lope o Mi vida sin mí- y un miembro de la actual junta directiva de la Academia, Yousaf Bokhari, que ha trabajado en, por ejemplo, "Balada triste de trompeta".

Bigas Luna, que cumplirá 65 años el jueves, reconoció hace semanas su interés por internacionalizar el cine español y, como buen erotómano del cine español, dar un toque "sexy" a la Academia.

"Creo que puedo ayudar a que la Academia de una mayor proyección al cine español a nivel europeo e internacional. Explotar la cultura española como marca, porque es una imagen muy potente", aseguraba.

Últimamente ha habido mucha movida mediática De ser elegido finalmente presidente, Luna se sumaría a una lista que inauguró José María González Sinde y a la que, cronológicamente, se han ido sumando Fernando Trueba, Antonio Giménez-Rico, Gerardo Herrero, José Luis Borau, Aitana Sánchez-Gijón, Marisa Paredes, Mercedes Sampietro, la actual ministra de Cultura Ángeles González-Sinde y Álex de la Iglesia.

Luna se planteó presentarse a estas elecciones por sugerencia interna de la Academia. "Fueron tres grupos de gente que no se conocía entre sí", y el realizador llega con intención de calmar los ánimos. "Últimamente ha habido mucha movida mediática, pero la Academia es un sitio bien montado y pacífico", expresó.

Si Álex de la Iglesia pudo rodar simultáneamente a su presidencia Balada triste de trompeta, él aspira a sacar adelante su próximo proyecto: la historia apocalíptica de Segundo origen, que rodará en 3D basada en la novela de Manuel de Pedrolo. "Puedes dedicarle a la Academia todo el tiempo que tu quieras y organizar los Goya es un trabajo difícil, pero mi trabajo es dirigir películas", confesaba el realizador.