El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, ha renovado en la capital regional el acuerdo de colaboración que mantiene el Gobierno de Castilla-La Mancha con los responsables de distintas asociaciones de discapacitados, ha informado la Junta en nota de prensa.

Así, el convenio atañe a la Asociación de Ayuda al Minusválido (Amafi); la Asociación de Ayuda a la Parálisis Cerebral (Apace); la Asociación Provincial de Padres con Niños y Adultos con Discapacidad Intelectual (Apanas); la Asociación Provincial de Padres y Amigos de Niños Deficientes Auditivos (Apandapt); el Centro de Capacitación (Cecap); la Asociación Síndrome de Down (Asdownto); la Asociación Provincial de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la provincia de Toledo (Cocemfe-Alborada); Asociación 'Crecer' y la Asociación de Esclerosis Múltiple de Toledo (Adem).

El acuerdo garantiza el funcionamiento y mantenimiento en la provincia toledana de ocho centros ocupacionales, dos centros residenciales para personas con discapacidad intelectual, tres centros de día, un centro de capacitación, un centro de servicios para personas con esclerosis múltiple, trece viviendas con apoyo y cinco centros de desarrollo infantil y atención temprana.

Tras la firma de los convenios, Lamata ha señalado que el movimiento asociativo es "una pieza fundamental" en la atención social y sanitaria que reciben las personas con discapacidad y sus familias en Castilla-La Mancha, "lo que permite mejorar su calidad de vida, promover su autonomía personal y fomentar su inserción social y laboral".

"Estamos seguros de que trabajando juntos podemos más, sumamos fuerzas y somos capaces de hacer más cosas y mejor hechas. Esta es una de las claves de la capacidad que Castilla-La Mancha ha desarrollado en atención a personas a capacidades diferentes: la suma de esfuerzos", ha asegurado el consejero.

Red "ejemplar"

En ese sentido, ha señalado que Castilla-La Mancha dispone de una red de recursos de atención a las personas con discapacidad "ejemplar y que es referencia para el resto de España gracias al esfuerzo de asociaciones", profesionales, voluntarios y de la sociedad en su conjunto, a través del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Según el consejero, la colaboración de la sociedad civil en las políticas sociales que lleva a cabo el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, es una garantía de que las cosas se hacen bien y ha señalado que ese protagonismo ciudadano quiere que también sea una realidad cuando se tenga que desarrollar en la próxima década el nuevo modelo social y sanitario que se plasmará en la Estrategia 20/20 de Salud y Bienestar Social que su departamento tendrá ultimado y aprobado en el primer trimestre de este año.

Por su parte, el presidente de Apanas, José Luis Serrano, y la presidenta de Amafi, María Ángeles del Cerro, en representación de las asociaciones firmantes, han agradecido el apoyo del Gobierno del presidente Barreda para garantizar el mantenimiento y funcionamiento de sus centros.

"Es una enorme satisfacción que en los momentos tan difíciles que atravesamos, la Junta de Comunidades nos tengan puntualmente informados y sean capaces de que nuestro convenio de colaboración pueda firmarse", ha dicho Serrano, quien ha asegurado que la gestión que se está haciendo por parte de la Junta de Comunidades "es extraordinaria" porque "mantener el convenio en las mismas fechas y en las mismas cantidades es de agradecer".

El consejero ha estado acompañado en la firma por el director general de Atención a las Personas Mayores, Personas con Discapacidad y Personas en Situación de Dependencia, Javier Pérez; el delegado de la Junta de Toledo, Fernando Mora, y el delegado provincial de Salud y Bienestar Social, Víctor Gómez.

Consulta aquí más noticias de Toledo.