Una mujer directiva
Una mujer directiva. ARCHIVO

La ganancia media anual femenina pasó del 73,7% de la masculina en 2006 al 78,1% en el 2008, con un recorte claro de la aún más que profunda brecha salarial entre hombres y mujeres, según el Informe sobre Igualdad Salarial elaborado por UGT con motivo de la Jornada por la Igualdad Salarial entre Mujeres y Hombres que se celebra este martes.

El informe se detiene en la evolución de esta brecha en las diferentes Comunidades. En todas ellas existen diferencias retributivas, si bien varían en función de los territorios. Por ejemplo, el salario medio anual de las mujeres en Andalucía es un 28% inferior al de los hombres, mientras que en Castilla y León esta diferencia se sitúa en el 20%.

Este martes se celebra el Día por la Igualdad Salarial entre Mujeres y Hombres Por otro lado, existe una correlación directa entre el incremento del desempleo y la disminución de las diferencias salariales. Así, en el caso de La Rioja, la notable salida de mujeres del mercado laboral ha permitido reducir esta brecha salarial, puesto que el salario percibido es menor al de los hombres.

Por actividades económicas, el sector de la educación es el que menos divergencias presenta, frente al sector servicios, con mayores diferencias salariales entre hombres y mujeres. En ello también influye notablemente el factor de la jornada laboral (el 80% de las jornadas parciales las desempeñan mujeres).

Por otro lado, aunque cada vez es mayor el número de mujeres que trabajan en el mundo asalariado siguen siendo minoría como preceptoras de prestaciones por jubilación y mayoría en el caso de percepciones como viudedad.

En definitiva, la importancia de cerrar la brecha salarial radica en la creación de una sociedad "más justa y más cohesionada". Valorar el trabajo de las mujeres como corresponde promueve su independencia económica, incrementando sus ingresos a lo largo de su ciclo vital y su capacidad para consumir, es decir, para generar riqueza.