Ésta es una iniciativa que el Ayuntamiento de Valencia lleva a cabo, a través de la Concejalía de Devesa-Albufera, desde hace cinco años. En este acto se han vertido al lago 40 kilogramos de anguilas de pequeño tamaño, aproximadamente, unos 5.600 ejemplares de unos 25 centímetros de longitud, para que completen su crecimiento en este espacio.

Estos ejemplares se capturan cuando son de pequeño tamaño en la Gola del Perellonet, desde donde se llevan al Centro de Cultivo de Peces de Aguas Templadas de Polinyà del Xúquer para retornar a La Albufera. En esta ocasión, las crías se han dejado en la Punta de Les Boves, situada en la Mata del Fang de La Albufera.

La suelta de este año coincide con la celebración del centenario de la adquisición del lago por parte del Ayuntamiento de Valencia y con la conmemoración del 25 aniversario de la declaración de su entorno como parque natural.

Junto a la primera edil han participado en este acto el concejal de Pedanías y Devesa-Albufera, Vicente Aleixandre; el edil de Medio Ambiente, Ramón Isidro Sanchis, y la alcaldesa pedánea de El Perellonet, Mari Carmen Gabino, así como el director de la Oficina Técnica de La Albufera, Antonio Vizcaíno. Todos ellos han subido en una de las barcas municipales, dirigida por Vicente Aleixandre manejando la 'perxa'.

Barberá ha explicado que las anguilas se aparean y nacen en el mar y se alimentan luego en agua dulce. A través de las golas, estas y otras especies entran en La Albufera, en el caso de las anguilas todavía en estadio de crecimiento, como angulas.

Las angulas que vienen del mar remontan la gola, por las orillas, hacia La Albufera, huyendo de la luz, por lo que su pesca se realiza mejor en noches oscuras y de aguas tranquilas. La pesca hoy en día se realiza con el 'monot' (cesta específica de pesca de uso en La Albufera), que se coloca sobre todo en la orilla sur de la Gola, en el tramo desde las compuertas hacia el mar. El aprovechamiento lo tiene la Cofradía de Pescadores de El Perellonet.

La alcaldesa ha comentado que en el convenio entre esta cofradía y el Ayuntamiento de Valencia se estipula que el 10 por ciento de las angulas pescadas se devolverá al lago para garantizar su pervivencia y "asegurar el mayor número de ejemplares en La Albufera".

Desde el año 2003 el consistorio decidió, en coordinación con el Servicio de Caza y Pesca de la Generalitat, trasladar ese porcentaje al Centro de Cultivo de Peces de Aguas Templadas de Polinyà del Xúquer, para que se desarrollen y crezcan mejor, y después introducirlas en La Albufera, como se ha hecho este miércoles.

"cuidando tanto"

Tras participar en la suelta de las crías de anguilas, Rita Barberá, ha destacado la protección otorgada al lago y a su entorno. "Como estamos cuidando tanto nuestro parque natural, porque es nuestra obligación, nuestra ilusión y nuestra voluntad, va creciendo el número de fauna que hay aquí", ha declarado la primera edil.

La alcaldesa ha considerado que La Albufera está "mucho mejor que estaba" hace unos años y ha dicho que como resultado se cuenta con "mayor número de peces, no sólo de anguilas sino también de otros tipos como la lubina".

Asimismo, ha resaltado trabajos que se llevan a cabo en este paraje como la limpieza de las riberas y fondo del lago. "Lo que hemos hecho hoy ha sido una actuación más de cuidado de La Albufera, de devolverle la vida", ha afirmado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.