El consejero de Innovación, Empresa y Empleo del Gobierno de Navarra, José María Roig, se ha mostrado "sin duda de acuerdo" en que las subidas salariales "tengan un componente" de productividad del trabajador y se relacionen, asimismo, con las ganancias de las empresas, en favor de la competitividad.

Tras ofrecer una rueda de prensa en Pamplona, Roig ha sido preguntado por si es favorable a desligar los salarios del IPC y se ha mostrado partidario de que los sueldos se relacionen, en parte, a la productividad. "Estoy de acuerdo en que sin duda los salarios deban tener un componente de productividad, de lo que haga el trabajador, no digo en su mayoría porque nuestra idea como nación se une más al IPC", ha explicado.

En este sentido, ha opinado que "la tradición española manda que los salarios siempre sean indexados con el IPC, con el nivel de vida, pero será un buen ejercicio empezar a reflexionar sobre la competitividad, sobre la relación con las ganancias de las empresas, y sobre la relación con la productividad del trabajador".

El consejero ha valorado que si España quiere competitividad "deberá actuar sobre el precio y la calidad". Por ello, ha añadido, "hay que afectar a la innovación, al valor añadido y un elemento de los precios con el que hay que intentar jugar, lógicamente, son los salarios".

"Eso es competitividad, que tiene que utilizarse como un elemento, no en su globalidad para determinar los salarios, pero sí una parte de los mismos", ha insistido.

Finalmente, Roig ha destacado que "en algunas empresas en algún tipo de actuaciones ya se está primando muchísimo, de alguna forma, la productividad y los objetivos, sobre todo a altos estamentos, directivos". Asimismo, ha apuntado que "en empresas con trabajadores no cualificados, muchas veces, cuando se obtienen unos determinados valores de producción, hay unas primas".

Consulta aquí más noticias de Navarra.