Mujeres en la protesta
Varias mujeres participan en las protestas en El Cairo. Dylan Martinez/ Reuters

La oposición yemení convocó este martes una jornada de protestas, que ha bautizado como día de la ira, para el próximo jueves contra el régimen del presidente Alí Abdalá Saleh, en el poder desde 1990.

La manifestación se desarrollará en la plaza de Tahrir en el centro de la capital, según los panfletos repartidos por la oposición en Saná.

Por su parte, el gobernante Partido del Congreso General Popular ha organizado otra manifestación ese día para expresar su apoyo a Saleh.

Próximas elecciones en el país

La protesta se desarrollará un día después de que el jefe de Estado comparezca este miércoles ante el Parlamento en una reunión de emergencia en la que tiene previsto anunciar si se presentará a las elecciones presidenciales del 2013 y hablará de varias enmiendas a la Constitución, que le permitirían perpetuarse en el puesto.

En la actualidad, según la Constitución yemení, que ha sido enmendada en dos ocasiones desde la unificación del país en 1999, solo permite al presidente presentarse por dos legislaturas.

Antes de 1999, no había restricciones al mandato presidencial. Saleh ocupa la presidencia desde 1990 y fue reelegido en 1999 y 2006.

Protestas contra el presidente

Diputados de la oposición dijeron que esperan que Saleh anuncie que no se va a presentar a los comicios del 2013 para calmar los ánimos en la calle.

El jueves pasado, decenas de miles de personas convocadas por los principales partidos de la oposición yemení exigieron a Saleh que no reformara la Constitución para presentarse a una nueva reelección.

La caída en Túnez del régimen del presidente Zine el Abidine ben Ali desató tensiones políticas en otros países de la región, como en Egipto, la nación árabe más poblada, y el Yemen, una de las naciones que más riesgos corre de que haya una grave desestabilización política.

El Yemen es el país más pobre del mundo árabe. Además, el régimen de Saleh está expuesto a las acciones continuas de Al Qaeda, que tiene bases en este país, un intento de secesión del sur y una rebelión chií en el norte que actúa esporádicamente.