La escritora y ganadora del Premio Cervantes 2010, Ana María Matute, dice que cuando le publican algún libro duerme con él debajo de la almohada "porque eso me hace sentir mejor". Confiesa que nunca ha hecho el ejercicio de escribir todos los días y anuncia que pronto empezará una nueva novela.

Matute se ha expresado en estos términos y con un extraordinario sentido del humor durante una rueda de prensa que ha ofrecido en Castellón previa a la conferencia que ha pronunciado sobre 'Literatura, literatura, literatura', dentro del ciclo 'Condición literal', organizado por la Fundación Caja Castellón-Bancaja.

La novelista, que ha asegurado que ni ella misma sabe cómo se inspira para escribir, ha dicho que "a veces, una simple frase, una mirada o una sonrisa inesperada te revuelven y te dan el incentivo para escribir una novela".

Destaca que la literatura está "muy bien" en España, "sobre todo si comparamos con mi época, en la que los escritores estábamos muy condicionados. Ahora cada uno escribe como quiere y con una libertad que antes no había".

Aunque afirma que siempre ha hecho lo que ha querido: escribir, pues desde los cinco sintió la necesidad de escribir cuentos, reconoce que ha tenido que hacerlo en "momentos muy difíciles para la escritura, y más para una mujer", en los que vivió su "exilio interior".

Para Matute, escribir es "sufrir, gozar y vivir de una manera muy intensa la vida propia y la de muchos otros". Preguntada por qué obra literaria cambiaría sus libros, ha respondido que "nadie quiere cambiar lo suyo por muy bueno que sea lo demás. Es como un hijo, que nunca lo cambiaríamos aunque fuese feo".

La escritora, que ha asegurado que no escribirá nunca sus memorias porque "mi vida es mía", ha explicado no saber cuál es la clave para que un libro tenga éxito, y ha añadido que la suerte se la fabrica uno mismo.

En cuanto a la situación del mundo actual, Ana María Matute no se ha mostrado muy optimista, y ha destacado que "el ser humano no es del todo bueno, por lo que no tengo ningún orgullo de pertenecer a la especie humana". "Yo cambiaría a los dirigentes, porque cuando se llega al poder las cosas no son iguales que cuando se lucha por defender una causa o un país", ha añadido.

Declarada una lectora "compulsiva", que en estos momentos lee mucha novela negra, la novelista ha manifestado que "los medios de comunicación son muy importantes para un país", aunque ha reconocido que la calidad literaria de los periódicos "ha bajado un poco". Finalmente ha recomendado a la gente que empieza en el mundo de la literatura que "escriba, lea y viva mucho".

Consulta aquí más noticias de Castellón.