Eclipse de sol
Eclipse de sol. CAM

El eclipse parcial de sol del 4 de enero es el primero de los seis que se producirán en 2011, cuatro de sol (todos parciales) y dos de luna (totales), y desde España sólo se podrán observar dos: el eclipse de este martes, muy madrugador, y el total de luna del 15 de junio, del que será visible la mitad.

Para observar el primero de éstos los expertos recomiendan una protección adecuada, como el uso de gafas de eclipse, y acudir a una zona despejada y temprano, porque el máximo se observará en la Península entre las 08:45 horas y las 08:59 horas.

Este eclipse parcial de sol será visible desde toda la península Ibérica y, además, se podrá ver desde Europa, la mitad norte de África, Oriente Próximo y la mitad occidental de Asia.

La magnitud del eclipse será de 0,85 (porcentaje del diámetro del sol cubierto por la luna), lo que equivaldrá aproximadamente a ver un 81% de la superficie del sol tapado. Esto se podrá observar sólo entre Suecia y Finlandia.

El sol saldrá parcialmente eclipsado y el este de la península será la zona más favorable para observarlo, mientras que las más occidentales y Canarias tan sólo verán el final, según la Universidad de Barcelona, que lo retransmitirá por Internet.

Tanto desde el planetario de Madrid (que organizará una actividad para visionar este eclipse, siempre que las condiciones climáticas lo permitan), como desde el de Pamplona, han indicado que es absolutamente imprescindible, para evitar graves e irreparables daños en la vista, utilizar protección adecuada.

Además de las gafas de eclipse, que se pueden adquirir en ópticas y en lugares vinculados a la astronomía, los expertos aconsejan, si se usa prismáticos, poner filtros en los objetivos.

Si se emplean telescopios, éstos deben ir provistos de los filtros adecuados de entrada. Se desaconseja totalmente el uso de gafas normales de sol y remedios "caseros" como las radiografías o películas veladas.