El Pleno del Ayuntamiento de Brazatortas (Ciudad Real) ha aprobado por unanimidad declarar un día de luto oficial por la muerte del niño de 9 años, cuyo cadáver fue recuperado este miércoles después de que el vehículo en el que viajaba fuera arrastrado por una riada en la pedanía de La Bienvenida, en Almodóvar del Campo.

Según ha informado en declaraciones a Europa Press el alcalde de Brazatortas, Pablo Toledano, así se ha acordado en el pleno extraordinario y urgente celebrado con motivo de este trágico acontecimiento, con el que el Consistorio quiere mostrar el "pesar del municipio" a familiar del menor.

Es por ello que desde las 00.00 horas hasta las 24.00 horas de este jueves la localidad ciudadrealeña lucirá banderas a media asta con un crespón negro en todos los edificios oficiales. También se ha aprobado suspender todos los actos oficiales.

Pablo Toledano ha explicado que el vehículo en el que también viajaban el padre y un hermano de la víctima fue alcanzado por la riada cuando volvían de celebrar una comida con unos amigos, pudiéndose salvar los dos primeros.

El primer edil ha agregado que la familia, que vive en Tarragona, era originaria de la Estación de Veredas, perteneciente a Brazatortas, lugar al que viajaban con frecuencia para cazar y visitar una finca que tenían, en ocasiones acompañados de amigos catalanes.

Por otro lado, Toledano ha comentado que las fuertes lluvias han provocado en la zona de Brazatortas el desbordamiento en varias zonas del río Ojailén y el corte de la carretera que une Cabezarrubias con el entronque de la N-430, cerca de la localidad.