Raúl Castro
El presidente cubano, Raúl Castro, durante un acto para recordar el Décimo Aniversario del Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela. Stringer / EFE

El Gobierno cubano se propone la "eliminación ordenada" de la cartilla de racionamiento, según confirma el documento marco para el VI Congreso del gobernante Partido Comunista (PCC) que fue publicado este martes en la isla.

Es necesario perfeccionar las vías para proteger a la población vulnerable o de riesgo en la alimentación La medida se incluye dentro de la propuesta de política social del Proyecto de lineamientos de la Política Económica y Social del Partido, que será sometido a la aprobación del VI Congreso del PCC en abril de 2011. Según el documento, se prevé "implementar la eliminación ordenada de la libreta de abastecimiento, como forma de distribución normada, igualitaria y a precios subsidiados".

El texto añade que la cartilla "favorece tanto al ciudadano necesitado como al no necesitado, induce a las personas a prácticas de trueque y reventa, y propicia un mercado subterráneo". Vigente desde 1962, la cartilla entrega a precios simbólicos granos, azúcar, pollo, pescado, huevos, arroz, café, aceite, pastas, pan, entre otros productos (cuando los hay) a los 11,2 millones de habitantes del país.

En los últimos meses el Gobierno decidió concluir con el suministro de patatas y tabaco por ese sistema, lo que agitó la polémica en el país sobre la pertinencia de mantener o eliminar la cartilla. El Proyecto de lineamientos de la Política Económica y Social también señala que "es necesario perfeccionar las vías para proteger a la población vulnerable o de riesgo en la alimentación".

"Alimentación social"

En ese sentido precisa el propósito de mantener "la alimentación social en la esfera de los servicios sociales" y en "los centros de salud y educación que lo requieran", así como los comedores obreros que resulten "imprescindibles" con el cobro de sus servicios a precios sin subsidios. El cierre de los comedores obreros subsidiados se inició en septiembre de 2009 de forma experimental en varios ministerios, con el objetivo de reducir los gastos estatales.

Las nuevas propuestas incluidas en el documento del PCC se suman a otras medidas que han caracterizado la política económica del presidente cubano, Raúl Castro, desde que asumió el Gobierno, como parte de su "actualización" de la economía cubana. Castro anunció este lunes, que el VI Congreso del PCC- el primero que se realiza desde 1997- tendrá lugar en abril de 2011 centrado en el tema económico. Está previsto que la ponencia marco del Congreso se discuta en Cuba de forma masiva a partir de este mes.