En la escena, un grupo de hambrientos sacrifican un asno para comérselo
En una carta abierta hecha pública hoy, el cofundador del movimiento cinematográfico Dogma 95 justifica su decisión para eludir una polémica que podría perjudicar a
"Manderlay".

"Incluir al asno muerto hubiera sido una importante declaración artística, pero el contenido político y social es en este caso tan importante que hubiera sido una pena que fuera rechazado o ignorado sólo aludiendo al 'problema del asno'", señala.

El director asegura que ya estaba muerto

Von Trier resalta que el asno ya estaba muerto antes de la escena -después de que se le administrara una inyección letal-, pero que más que el bienestar de los animales importa el de las personas, "y en éste se incluyen la libertad de expresión y el derecho a un debate político, también en su dimensión artística".

La escena en la que un grupo de hambrientos sacrifican a un asno para comérselo ya motivó hace un año la baja del actor John C. Reilly, quien abandonó el rodaje en la ciudad sueca de Trollhaettan por su negativa a participar en ella.

¿Qué es el Dogma 95?

Un grupo de directores de cine daneses, con Lars Von Trier a la cabeza, decidieron crear un manifiesto que significaría una nueva corriente dentro del cine. Un tratado conformado por diez reglas inquebrantables a la hora de hacer una película que se conocen como el "voto de castidad":

1. Los rodajes tienen que llevarse a cabo en locación. No se puede decorar ni crear un "set". Si un artículo u objeto es necesario para el desarrollo de la historia, se debe buscar una locación donde estén los objetos necesarios.

2. El sonido no puede ser mezclado separadamente de las imágenes o viceversa (la música no debe ser usada, a menos que esta sea grabada en el mismo lugar donde la escena está siendo rodada).

3. Se rodará cámara en mano. Cualquier movimiento o inmovilidad debido a la mano está permitido. (La película no debe tener lugar donde esté la cámara, el rodaje debe tener lugar donde la película tiene lugar).

4. La película tiene que ser en colores. Luz especial o artificial no está permitida (sí la luz no alcanza para rodar una determinada escena, esta debe ser eliminada o, en rigor, se le puede enchufar un foco simple a la cámara).

5. Se prohíben los efectos ópticos y los filtros.

6. La película no puede tener una acción o desarrollo superficial (no pueden haber armas ni pueden ocurrir crímenes en la historia).

7. Se prohíbe la alineación temporal o espacial. (Esto es para corrobar que la película tiene lugar aquí y ahora).

8. No se aceptan películas de género.

9. El formato de la película debe ser de 35 mm.

10. El director no debe aparecer en los títulos de crédito.

"Manderlay", que se estrenará el próximo 3 de junio, es la segunda parte de la trilogía que Von Trier dedica a los Estados Unidos y que inició con "Dogville" (2003).