Cuatro miembros de una misma familia han resultado intoxicados por ingerir setas venenosas, uno de los cuales, un hombre de 77 años, ha fallecido y los otros tres se encuentran hospitalizados, uno de ellos en la UCI.

Según han informado fuentes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), se trata de un matrimonio, su hijo y el hermano de la mujer, naturales de la localidad ciudadrealeña de El Torno.

La mujer y el hijo han sido derivados a un centro hospitalario de Madrid Los cuatro ingresaron el pasado jueves en el Hospital General de Ciudad Real tras ingerir setas de la variedad 'amanita phalloide', la más venenosa de cuantas hay en el país y con la apariencia de un champiñón.

El anciano falleció en el citado centro sanitario el pasado viernes, mientras que el cuñado, de 61 años, se encuentra en estado grave en la UCI. Por su parte, la mujer, de 57 años, y su hijo de 32 fueron derivados a un centro hospitalario de Madrid.

El alcalde de El Torno, Antonio García, ha informado de que la familia afectada no era aficionada a la micología y ha advertido a los vecinos que tengan cuidado al ir a coger setas, muy abundantes por estar en una zona de monte cercana al parque nacional de Cabañeros.

No es la primera intoxicación ocurrida en la región por comer setas venenosas Además ha dicho que, al parecer, los tres hospitalizados se encuentran estables dentro de la gravedad, según las referencias que tiene de vecinos de los intoxicados.

Con esta son dos las intoxicaciones ocurridas este otoño por ingerir setas venenosas en la región, ya que el pasado mes de octubre tuvieron que ser hospitalizados cuatro miembros de una misma familia en Molina de Aragón (Guadalajara).